Publicado 27/06/2022 13:35

Seis artistas españoles subastan obras para dar visibilidad a la alopecia femenina

Archivo - Seis artistas españoles subastan obras para dar visibilidad a la alopecia femenina cuyos beneficios se destinarán a la asociación A Pelo.
Archivo - Seis artistas españoles subastan obras para dar visibilidad a la alopecia femenina cuyos beneficios se destinarán a la asociación A Pelo. - PEPO JIMENEZ - Archivo

MADRID, 27 Jun. (EUROPA PRESS) -

Seis artistas españoles van a subastar sus obras al objeto de dar visibilidad a la alopecia femenina. Con esta iniciativa, bajo la plataforma social de Yoigo, 'Pienso, luego Actúo', quieren dar a conocer una forma de belleza que rompe con el canon preestablecido y con el estigma actual que tienen las mujeres calvas.

Las obras, creadas digitalmente, serán subastadas en el portal subastareal.es hasta el próximo 3 de julio y todo lo recaudado se destinará íntegramente a la asociación A Pelo, creada en Barcelona en 2017 para promover, visibilizar e informar sobre la enfermedad desde la experiencia y conocimiento de sus fundadoras.

La caída del cabello en mujeres es un tema casi desconocido a pesar de que, según un estudio de la Facultad de Medicina de Sevilla, el 36% de las mujeres sufrirán algún tipo de alopecia a lo largo de su vida. La asociación A Pelo ayuda y apoya a otras mujeres y niños que acaban de ser diagnosticados de alopecia.

A Pelo nació de la cabeza brillante de dos pelonas, Lidia y Júlia, que deciden "salir del armario" después de estar encerradas en él durante décadas. "En los 5 años que llevamos trabajando se nos han unido centenares de pelonas de toda España e incluso Sudamérica. Aunque hemos crecido, nuestros principios siguen siendo los mismos: apoyar, visibilizar, informar y hacer quedadas --explica Júlia Vincent, fundadora de A Pelo--. Gracias a la iniciativa de Pienso, Luego Actúo, la alopecia femenina también es arte. La recaudación de la subasta de las obras nos va a ayudar a financiarnos para seguir creando talleres y actividades para mujeres que sufren esta enfermedad".

Por primera vez, seis artistas nacionales han creado obras que tendrán como eje central la alopecia femenina. Esta iniciativa de Pienso, Luego Actúo de Yoigo pretende dar a conocer una forma de belleza que rompe con el canon preestablecido y con el estigma actual que tienen las mujeres calvas.

Los artistas que han participado con sus creaciones en esta iniciativa son Be Fernández, una ilustradora madrileña de estilo neopop; Fernando del Hambre, conocido por sus publicaciones en medios nacionales como El País, El Correo y Forbes, por su colaboración durante la semana del Orgullo en Madrid en 2018 y por sus últimos trabajos para la UNESCO; la artista andaluza multifacética María Melero, que desarrolla su carrera artística en varios formatos como ilustración, fanzine, textil o audiovisual; el pintor e ilustrador Julián Lorenzo, cuyas obras gráficas y orgánicas, simples y complejas, destacan por su carácter geométrico; Cristina Daura, la ilustradora reconocida por su colaboración internacional con medios como The New York Times, The New Yorker, Die Zenit o Süddeutsche Magazine y que muestra un estilo surrealista; y, por último, Cachete Jack, el dueto creativo de Nuria Bellver y Raquel Fanjul, reconocidas por un universo ilustrativo lleno de color, alegría, humor e ironía.

Para Be Fernández, "la obra que he creado para este proyecto representa la importancia de la naturalidad y la normalización de la calvicie en mujeres, así como de una red de apoyo y de tener referentes sobre este tipo de belleza".

Por su parte, Fernando del Hambre señala "con esta pieza he querido representar mujeres que se gustan y que gustan. Poderosas, felices, positivas, inimitables y diversas."

Las obras se podrán descubrir a modo de exposición online en el muro de Instagram de Pienso, Luego Actúo y en los perfiles de cada uno de los autores, dónde explican el proceso de creación de cada obra y en qué se han inspirado. La subasta estará activa hasta el próximo 3 de julio, fecha a partir de la cual se harán llegar las obras impresas a los mejores postores y nuevos propietarios de las mismas.