SEFAC pide al SAS que no implante la 'subasta de fármacos' por "ilegal y por sus efectos negativos en la prestación"

Actualizado 09/05/2011 16:06:02 CET
Farmacia
EP

Advierte además de que este sistema puede propiciar situaciones de dumping o venta a bajo coste

SEVILLA, 9 May. (EUROPA PRESS) -

La Sociedad Española de Farmacia Comunitaria (SEFAC) ha pedido este lunes al Servicio Andaluz de Salud (SAS) que desista de su intención de implantar subastas públicas de medicamentos, una medida que entiende es "ilegal" y por provocaría "efectos negativos en la prestación farmacéutica".

Para la SEFAC, la intención del SAS de decidir qué único medicamento se prescribe y dispensa en Andalucía en determinados subgrupos terapéuticos "choca con la potestad" que la Ley del Medicamento confiere en exclusiva al Ministerio de Sanidad para decidir qué fármacos se financian y a qué precio.

Por ello, esta asociación entiende que tal iniciativa "rompería" el derecho de los pacientes andaluces a acceder a la prestación farmacéutica "en los mismos términos de equidad y calidad que el resto de españoles".

"El SAS muestra una total incoherencia al argumentar que esta medida mejora la calidad de la prestación y la eficiencia de los tratamientos", ha reprochado fuentes de la SEFAC, para quienes la eficiencia de un fármaco debe medirse por su coste-beneficio, entendiendo el concepto 'beneficio' "por los efectos en la salud del paciente, no por el ahorro económico que genere a la administración".

Del mismo modo, ha criticado que muchas de las contraprestaciones que el SAS ofrece a los farmacéuticos como 'moneda de cambio' a su apoyo a las subastas "son obligaciones que ya debería atender o incongruencias con sus actuaciones". Así, aluden al caso "del ofrecimiento de dar más puntuación al ejercicio en farmacia comunitaria en próximos concursos de apertura, cuando defiende exactamente lo contrario en los tribunales".

Para esta sociedad, si se considera a los precios de referencia como un elemento orientador del umbral mínimo de precio que debe tener un medicamento para que asegure un mínimo de calidad, "es razonable pensar que por el sistema que se quiere implantar, al bajarse de ese nivel, puede llegar a comprometerse la salud de los pacientes con productos sin las garantías adecuadas".

DUMPING

Más aún, SEFAC advierte de que el sistema que se propone puede propiciar situaciones de dumping (venta bajo coste), "que si en el comercio de mercancías produce efectos perniciosos, cuando hablamos de medicamentos y de la salud puede resultar especialmente grave para la población".

También rechazan el argumento del SAS respecto a que la dispensación exclusiva de un único medicamento en un determinado subgrupo mejorará la adherencia del paciente al tratamiento al recibir siempre la misma presentación, ya que esta fidelidad "no sería posible con las intenciones del SAS de continuar con esta sistemática en años sucesivos".

Así, alegan que la continuidad de estos concursos podría acarrear que si se abren nuevas subastas en subgrupos ya licitados con anterioridad y se adjudica la exclusividad a nuevas presentaciones por ofrecerse a un precio menor que el precedente "el paciente vería sustituido su tratamiento por el que en esa nueva fase resultase ganador".

DUDAS A LA CAPACIDAD DE SUMINISTRO A LAS BOTICAS

Esta sociedad sanitaria también ha manifestado sus dudas respecto a la capacidad de suministro a todas las farmacias "en tiempo y forma apropiadas" de aquellos medicamentos que consiguiesen la exclusividad por esta vía de las subastas, "debido al desproporcionado aumento de prescripciones y demandas que generaría respecto a su situación actual".

Prosiguen que la mayoría de las contrapartidas que el SAS ha ofrecido a los farmacéuticos, plasmadas en el 'Plan de Estabilidad para la Farmacia Andaluza', como moneda de cambio por la aceptación de las subastas "son obligaciones a las que ya debe atender por su condición de Administración sanitaria o bien implican un reconocimiento explícito de errores previos".

"Especialmente incoherente es el caso de su ofrecimiento de otorgar mayor puntuación para el ejercicio en farmacia comunitaria en futuros concursos de acceso a nuevas farmacias, cuando en el concurso actualmente abierto se negó reiteradamente a atender esta posibilidad y, aún hoy, sigue defendiendo en los tribunales un baremo de puntuación que beneficia a otros colectivos profesionales alejados de la farmacia comunitaria", han concluido desde la SEFAC.