SEEDO recuerda a los deportistas la importancia de correcta alimentación

Actualizado 16/10/2012 12:40:08 CET
Actualizado 16/10/2012 12:40:08 CET

SEEDO recuerda a los deportistas la importancia de correcta alimentación

Cuatro o cinco comidas diarias

mujer deportista, deporte, footing
Foto: UJAEN

MADRID, 16 Oct. (EUROPA PRESS) -

   La Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (SEEDO) ha recordado a los deportistas la importancia que tiene que mantengan una correcta alimentación e hidratación y ha asegurado que el buen estado nutricional puede determinar el "éxito o el fracaso" de una carrera deportiva.

   Y es que, el rendimiento atlético depende de diversos factores socioeconómicos, culturales, ambientales o personales, entre los que destacan la genética, el entrenamiento y la alimentación. Factor este último muy importante a la hora de lograr el éxito en un deporte, hasta tal punto que el tiempo de entrenamiento y preparación pueden verse malogrados por una alimentación incorrecta o por deshidratación.

   Asimismo, entre los factores que condicionan los requerimientos calóricos del deportista están la intensidad y tipo de actividad, duración, edad, sexo, composición corporal o temperatura del ambiente, aunque, por norma, necesitará un aporte extra de calorías porque su gasto energético es mayor.

   Respecto al ritmo de comidas, la SEEDO ha aconsejado realizar entre unas 4 o 5 comidas a lo largo del día para repartir mejor el aporte energético y de nutrientes, y llegar con menor sensación de hambre --o de ansiedad-- a las comidas principales y así evitar realizar ingestas demasiado copiosas.

   Además, tendrá que tener en cuenta el horario de entrenamiento, intentando siempre tomar algún alimento unas dos horas antes del mismo y al finalizar el esfuerzo.

   Los especialistas en nutrición deportiva consideran que entre un 50 y un 70 por ciento de la ingesta calórica diaria de un deportista debe proceder de los carbohidratos, "el verdadero combustible que garantiza el buen funcionamiento de su motor antes, después y durante cualquier competición".

   Así, poco antes de la competición, deben realizar una comida rica en hidratos de carbono tomada en las horas previas a la competición puede terminar de completar las reservas de glucógeno del organismo. Además, el hígado, encargado de mantener los niveles plasmáticos de glucosa, para conservar su pequeña reserva de hidratos de carbono necesita que se realicen comidas frecuentes.

RECOMIENDAN COMER TRES O CUATRO HORAS ANTES

   Los deportistas que ayunan antes de una competición tienen más posibilidades de desarrollar hipoglucemia. La ingesta antes de la competición será por tanto: rica en hidratos de carbono, pobre en grasas, proteína y fibra; se evitarán comidas muy condimentadas; experimentar con alimentos y platos nuevos; y debe realizarse 3 o 4 horas antes de la competición, de manera que dé tiempo a realizar una correcta digestión antes de comenzar el ejercicio.

   Del mismo modo, durante la realización de deportes de larga duración (más de 60 minutos) la ingesta debe basarse en hidratos de carbono ya que ayudan a retrasar la aparición de fatiga y mantienen el rendimiento.

   En este sentido, las bebidas deportivas son muy adecuadas porque sirven para reemplazar las pérdidas de electrolitos y de líquidos que se producen por el sudor (previenen la deshidratación) y además aportan hidratos de carbono.

   Por ello, la SEEDO ha recordado que como valor aproximado y teórico, se admite la necesidad de ingerir un litro por cada 1.000 calorías consumidas, siendo "muy importante" que ese consumo se lleve a cabo mediante una distribución adecuada y que forme parte del llamado entrenamiento invisible.

   Una manera práctica de determinar la cantidad de líquidos que hay que reponer es que el deportista se pese antes y después de entrenar; la diferencia entre ambos pesos señalará el líquido perdido y, por tanto, el que hay que consumir para rehidratarse de forma correcta.