Publicado 22/06/2020 16:32CET

El sector de tecnología sanitaria reclama más financiación y un plan de refuerzo de la industria tras el COVID-19

Antonio Garamendi, presidente de la CEOE, con María Luz López-Carrasco, presidenta de Fenin, en la  Cumbre Empresarial ‘Empresas españolas liderando el futuro’.
Antonio Garamendi, presidente de la CEOE, con María Luz López-Carrasco, presidenta de Fenin, en la Cumbre Empresarial ‘Empresas españolas liderando el futuro’. - FENIN

MADRID, 22 Jun. (EUROPA PRESS) -

La presidenta de la Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria (Fenin), Mª Luz López-Carrasco, ha participado en la cumbre empresarial organizada este lunes por la CEOE, en la que ha expuesto su estrategia para la superación de la crisis del COVID-19 basada en cuatro ejes: financiación sanitaria suficiente, un plan de refuerzo de la industria, digitalización y compra basada en el valor.

En el primero de los puntos, señalan que el sistema sanitario "debe estar dotado de recursos adecuados, con presupuestos realistas y un aumento de la inversión en Sanidad de 1 o 2 puntos respecto al PIB, así como un plan nacional para la renovación del equipamiento tecnológico obsoleto, que ayudará a hacer frente a situaciones como la crisis del COVID-19".

Igualmente, indican que otras medidas como la aplicación del IVA superreducido a los productos sanitarios (4%) podría suponer un ahorro potencial a la sanidad española de cerca de 10.000 millones de euros. "También es necesario que las Administraciones Públicas garanticen plazos legales a los proveedores sanitarios", ha precisado.

Fenin pide igualmente una estrategia que cree "un nuevo modelo de tejido industrial, con un Plan de promoción para la industrialización del sector, planes de contingencia financiera en tiempos de crisis, la potenciación de las actividades de I+D+i como palanca de competitividad empresarial, el apoyo a la internacionalización de las empresas y apostar por un Plan para jóvenes emprendedores y 'startups' de tecnología sanitaria".

También ve necesaria una estrategia nacional de salud digital, para "una transformación del modelo sanitario focalizado en la prevención, la Atención Primaria y la salud pública, que refuerce la relación entre profesionales y pacientes y aporte el valor añadido de la digitalización".

Por último, una adecuación de la Ley de Contratos del Sector Público al sistema sanitario. "El modelo de compra de dispositivos, equipamientos y servicios debe estar basado en el valor que aportan, tal como dispone la Ley de Contratos del Sector Público y debe potenciarse la medición de resultados como herramienta de mejora de eficiencia de los procesos. La adquisición de productos esenciales en situación de crisis sanitaria requiere de un Plan de Contingencia y Reserva Estratégica, con la cantidad necesaria de productos sanitarios esenciales que permitan hacer frente a una pandemia", concluyen.