Publicado 16/12/2020 12:16CET

El sector de Tecnología Sanitaria insta a impulsar la industria para reducir la dependencia de otros países

El Hospital Clínic de Barcelona ha realizado 14 cirugías cardiovasculares con el robot Da Vinci
El Hospital Clínic de Barcelona ha realizado 14 cirugías cardiovasculares con el robot Da Vinci - HOSPITAL CLÍNIC - Archivo

MADRID, 16 Dic. (EUROPA PRESS) -

El estudio 'Tecnología sanitaria en el entorno COVID-19: puesta en valor de un sector esencial', desarrollado por la Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria (Fenin) en colaboración con la Fundación Gaspar Casal, ha advertido de las "dificultades de acceso a las materias primas y/o componentes necesarios para producir la mayoría de los productos esenciales para hacer frente a la COVID-19", por lo que insta a impulsar la industria para reducir la dependencia de otros países.

"Las empresas del sector han puesto de manifiesto dificultades de acceso a las materias primas y/o componentes necesarios para producir la mayoría de los productos esenciales para hacer frente a la COVID-19, por lo que se requiere impulsar la industria auxiliar y no únicamente la de productos finales tanto en España como en Europa para reducir la dependencia de mercados internacionales", recoge el documento.

Las empresas se muestran "muy de acuerdo" en que se debe crear una estrategia planificada de previsión y de disposición de 'stock' frente a situaciones de emergencia sanitaria apoyada "en potenciar la producción dentro del país, reduciendo la dependencia de mercados exteriores y favoreciendo las condiciones para impulsar la producción de compañías multinacionales en España".

La directora ejecutiva de Fenin, Isabel Dávila, ha explicado que el estudio tiene como objetivo principal describir y contextualizar la situación actual de este sector en España y analizar las claves de
su desarrollo y puesta en valor, con especial foco en la producción y distribución de productos para abordar la COVID-19, y teniendo en cuenta el tejido empresarial existente (fabricantes nacionales, distribuidores nacionales, empresas multinacionales con plantas de producción en España y empresas multinacionales con centros de distribución).

El trabajo ha configurado un grupo de discusión con representantes de los stakeholders del Sistema para recabar opiniones que, junto con todo el material generado en este estudio, promueve una hoja de ruta que recoge recomendaciones para insistir en la importancia de establecer los mecanismos y crear un entorno adecuado para el desarrollo de este sector "esencial y de alto contenido tecnológico que representa la innovación más disruptiva". Asimismo, se ha realizado una encuesta 'on line' de una muestra de 63 empresas proveedoras de productos COVID-19.

El estudio insta al aumento de la producción industrial como "esencial para hacer posible el mantenimiento de los servicios públicos y garantizar la disponibilidad de productos y servicios, incluyendo los que precisa nuestro sistema sanitario". "Con un peso en torno al 16 por ciento del PIB, frente al mínimo del 20 por ciento recomendado por la Comisión Europea, el sector industrial en España necesita urgentemente un plan general de reindustrialización", aseguran.

En 2021, a pesar de la "incertidumbre", Fenin espera un ritmo de recuperación "más intenso en la industria y los servicios más afectados por la crisis, especialmente en las comunidades autónomas con más capacidad de respuesta a un entorno cambiante".

En el caso concreto del sector de Tecnología Sanitaria, explican que por culpa de la pandemia "se ha visto fuertemente afectado". "Aunque no se dispone todavía de datos sobre el impacto global en el sector de Tecnología Sanitaria, el descenso de hasta el 70 por ciento de la actividad asistencial no urgente en especialidades médicas como cardiología, traumatología u oftalmología en hospitales y centros sanitarios, ha tenido consecuencias significativas para las empresas que suministran productos y terapias en dichos ámbitos", esgrimen.

MAYOR APOYO DEL SECTOR PÚBLICO

En cualquier caso, apuntan que durante la pandemia han aparecido nuevas empresas en el sector que se han iniciado en la fabricación de productos relacionados con la lucha contra la COVID-19, al mismo tiempo que algunas empresas que ya desarrollaban su actividad en productos COVID-19 han reconvertido sus procesos para intensificar su producción y satisfacer la demanda de sus productos. "Todo ello apunta hacia un crecimiento del sector en productos vinculados con la pandemia, que para consolidarse necesitará ayudas y apoyo de las Administraciones Públicas", reclaman.

"Es importante que se pongan en marcha medidas transversales de fortalecimiento del tejido productivo así como políticas de apoyo a sectores vulnerables y a los sectores donde hay oportunidades de crecimiento, como es el caso de los sectores tecnológicos en general y de las Tecnologías Sanitarias en particular", agregan.

En la encuesta realizada por el estudio, las empresas del sector, en general, no se muestran "satisfechas" con las políticas públicas de impulso al sector de los últimos años. Insisten en que se implanten "criterios de adjudicación de contratos basados en valor, calidad e innovación por encima de solo precio, y también mejoras fiscales, agilización de pagos para dotar de liquidez a las empresas y concursos en que los lotes estén mejor dimensionados de forma que aumenten las posibilidades de participación de las pymes".

Finalmente, las empresas solicitan mejoras en los mecanismos públicos para "favorecer la exportación de forma que la legislación, regulación y trámites burocráticos no sean obstáculo para la diversificación y desarrollo del sector". De la misma forma, pese a reconocer que España "dispone de personal cualificado para abastecer el sector principal y el auxiliar", lamentan que "la oferta de salarios atractivos es moderada, por lo que se debe hacer un esfuerzo para atraer y retener talento".