El sector óptico español facturó un 4,5% más en 2007 y apuesta ahora por crecer en el mercado de los niños y la moda

Actualizado 27/02/2008 19:21:44 CET
-

MADRID, 27 Feb. (EUROPA PRESS) -

La actividad económica del sector óptico en España supuso una facturación de 1.734 millones de euros en 2007, lo que representa un crecimiento del 4,5 por ciento anual, que correspondió a la venta de lentes en un 45 por ciento, a monturas en un 26 por ciento, a lentes de contacto y productos de mantenimiento en un 16 y a gafas un 13, según datos de la Federación Española de Asociaciones del Sector Óptico (FEDAO), que para aumentar su competitividad y elevar el volumen de negocio apostarán ahora por la moda y el mercado infantil.

Según informó hoy en un comunicado FEDAO, que entre este viernes y hasta el domingo celebrará en Madrid el Salón Internacional de Óptica y Optometría 'Expoóptica 08', pese a los buenos datos, a partir de ahora hay que trabajar para acabar con el desfase que presenta España con respecto a Europa en el gasto anual en cuidado de la visión.

El gasto medio anual en gafas por habitante en España (150 euros) es inferior al de Europa (290 euros) y la media de renovación de gafas en Europa es de 3,3 años y en España es de 4,3 años.

Para el presidente de la FEDAO, Ramón Noguera, para aumentar competitividad y negocio es clave "crear conciencia" en España sobre la importancia del cuidado de la visión --sobre todo en los niños-- y entrar en el mundo de la moda porque, a su juicio,"la gente tiende a tener gafas para cada ocasión, adecuadas al ambiente y al vestuario".

"Comparando el gasto en productos para la visión con otros países europeos, España sigue teniendo un largo camino por recorrer en un sector que puede crecer si se toman la medidas necesarias de comercialización en un nicho de mercado como es el de la moda, que permite mayor rotación de los productos", indicó Noguera, para quien poner a nuestro país al nivel europeo "supondría aumentar la facturación en un 25 por ciento".

Según datos de FEDAO, en España hay alrededor de 21 millones de beneficiarios de elementos compensadores de la visión, cifra que aumento en un millón de usuarios con respecto a 2006. Para atender este mercado, existen 9.700 ópticas y cada año se abren casi 400 nuevas, con lo que todos los municipios españoles con un mínimo de 3.000 habitantes cuentan al menos con una óptica.