El sector del cigarrillo electrónico lanza la campaña 'Ningún menor vapeando' para evitar su acceso a los menores

Cigarrillo electrónico
PIXABAY - Archivo
Publicado 20/11/2018 16:45:39CET

MADRID, 20 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Unión de Promotores y Empresarios del Vapeo (UPEV) ha lanzado la iniciativa 'Ningún menor vapeando', con el objetivo de evitar el acceso de menores a estos productos. Además, va a desarrollar un "amplio código" de autorregulación, que será de obligado cumplimiento para todos los asociados.

Con esta iniciativa, UPEV quiere ir más allá de la legislación nacional, una de las "más estrictas" en Europa y que prohíbe el acceso de los jóvenes a los cigarrillos electrónicos. "Esta iniciativa es solo un ejemplo más de las ocasiones en las que el sector del cigarrillo electrónico ha querido profundizar en la defensa y protección de los consumidores, imponiendo medidas a sus asociados más allá de lo marcado por la ley", ha dicho la organización.

Además, tal y como ha recordado, antes de que España regulase el consumo y la publicidad, se alcanzó un acuerdo con la Federación Española de Hostelería y se implantó un estricto código de autorregulación publicitaria, y, ante el retraso en la transposición de la Directiva Europea, todo el sector fue anticipando la aplicación de la normativa.

"Sabemos que el cigarrillo electrónico no es un producto inocuo, aunque sí mucho menos nocivo que el tabaco, y, si algo tiene claro el sector, es que una de sus prioridades es evitar que los menores accedan al vapeo. Por ello, vamos a lanzar varias medidas que complementen la ya de por sí estricta legislación española, cerrando cualquier fisura, por pequeña que sea, a través de la cual un menor pueda tener acceso a un vaporizador personal", ha dicho el presidente de UPEV, Arturo Ribes.

Aprovechando el anuncio de esta iniciativa, UPEV ha señalado que la situación española es "radicalmente distinta" a la de Estados Unidos, país donde la venta de cigarrillos electrónicos no está prohibida a menores y que, por ello, está desarrollando nuevas leyes que les protejan.

Esas normas, que en Estados Unidos están empezando a desarrollar, llevan ya mucho tiempo implantadas en España y, de hecho, gracias a ellas, el acceso de los menores a este tipo de dispositivos no es un problema en nuestro país. "En España, la situación es radicalmente distinta, ya que nuestra legislación prohíbe, desde hace mucho tiempo, la venta a menores. Nuestra regulación, en ese sentido, debería compararse a la de Reino Unido, un país más avanzado en la normativa respecto a los cigarrillos electrónicos y en el que promocionan abiertamente el cigarrillo electrónico como herramienta de reducción de daños con resultados claros: las tasas de tabaquismo siguen cayendo rápidamente", ha añadido Ribes.

MEDIDAS PARA EVITAR QUE LAS NUEVAS GENERACIONES SE INICIEN EN EL VAPEO

No obstante, prosigue, la organización quiere hacer todo lo que esté en sus manos para asegurarse de que las nuevas generaciones no se inicien en el vapeo, sin perjuicio de los fumadores, que tienen derecho a alternativas menos dañinas.

Para ello, el sector está preparando una serie de medidas como, por ejemplo, un código de autorregulación, de obligado cumplimiento para todos los asociados, con medidas específicas de buenas prácticas dirigidas a impedir que los jóvenes accedan al producto, incluyendo incluso la restricción de su acceso a tiendas especializadas.

Del mismo modo, se desarrollarán campañas formativas complementarias en los puntos de venta, que incluirán cartelería y formación entre los potenciales clientes para asegurar una "correcta" comprensión del producto, de sus riesgos y de su recomendación exclusiva para fumadores adultos que no pueden dejar de fumar.

Considerando que los vaporizadores sin nicotina entran dentro de las restricciones de venta de la ley antitabaco a menores de edad, todas las medidas destinadas a la protección de menores se aplicarán también en la venta de cigarrillos electrónicos y de líquidos sin nicotina.

A vez, UPEV pondrá en marcha un plan de seguimiento periódico y de estudios poblacionales de hábitos de consumo relacionados con los cigarrillos electrónicos para vigilar estrechamente la situación y evitar el consumo entre menores de edad. Igualmente, se reunirá con asociaciones y patronales que representen a padres, madres y profesores con el fin de llegar a colaboraciones para advertir y transmitir el mensaje de que los vaporizadores y cualquier producto con nicotina están exclusivamente reservados para adultos fumadores.

"El sector colaborará estrechamente con las asociaciones de usuarios y asociaciones médicas para dar a conocer las medidas y acciones que se vayan desarrollando e insistir en que los cigarrillos electrónicos deben ir dirigidos únicamente a fumadores adultos que quieran cambiar a alternativas de riesgo reducido, protegiendo al mismo tiempo a los menores", ha zanjado la organización.

Contador