Publicado 25/03/2021 12:53CET

SECPAL y AECPAL critican las "prisas" por aprobar la ley de eutanasia y la evitación del asesoramiento ético y técnico

Miembros del hemiciclo aplauden a la diputada y secretaria ejecutiva de Sanidad y Consumo del PSOE, María Luisa Carcedo (c), tras su intervención durante una sesión plenaria en el Congreso de los Diputados, Madrid, (España), a 18 de marzo de 2021. El plen
Miembros del hemiciclo aplauden a la diputada y secretaria ejecutiva de Sanidad y Consumo del PSOE, María Luisa Carcedo (c), tras su intervención durante una sesión plenaria en el Congreso de los Diputados, Madrid, (España), a 18 de marzo de 2021. El plen - EUROPA PRESS/E. Parra. POOL - Europa Press

MADRID, 25 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Sociedad Española de Cuidados Paliativos (SECPAL) y la Asociación Española de Enfermería en Cuidados Paliativos (AECPAL) han criticado las "prisas" que ha habido por aprobar la ley de eutanasia, así como la evitación del asesoramiento ético y técnico para su elaboración.

"El debate social de la eutanasia como opción de final de vida no debería enfrentarse a los cuidados paliativos. Hay un error en la reflexión sobre la eutanasia cuando se plantea el debate polarizado de 'vida' frente a 'libertad'. La propuesta de ley para la despenalización de la eutanasia en España adolece de deliberación y calidad conceptual, fundamentalmente", han dicho las organizaciones.

A su juicio, queda "mucho por hacer" para que la comunidad y las sociedades científicas comprendan la trascendencia de los cuidados paliativos en los procesos de cronicidad avanzada y final de vida. De hecho, han avisado de que al aparecer la ley de eutanasia en el escenario social y legal, los conceptos "pueden confundirse aún más".

En este sentido, SECPAL y AECPAL han señalado que el procedimiento deliberativo y comunicativo que hay que hacer en maniobras terapéuticas como el inicio de un tratamiento de sedación paliativa es igual de complejo y sensible que el que hay que hacer en la eutanasia.

"¿Quién garantiza a los ciudadanos que van a ser acompañados en esta planificación desde criterios de excelencia? La Ley no lo refleja, ni la realidad formativa actual en nuestro país, en estos ámbitos tan concretos, lo asegura", han detallado, para recordar que las buenas prácticas en cuidados paliativos proponen una derivación oportuna de la persona que padece una enfermedad progresiva, activa, avanzada y sin oportunidades de tratamiento curativo para una planificación anticipada de la atención.

Esta práctica, prosiguen, garantiza el control de la persona sobre su propia experiencia de enfermedad, le permite manejar la incertidumbre de lo que sucederá y ofrece un apoyo a sus seres queridos. "Los profesionales de cuidados paliativos, trabajando como equipos interdisciplinares, somos expertos en abordar peticiones anticipadas de muerte, aliviar el sufrimiento físico, psicosocial y espiritual. La experiencia de sufrimiento humano es compleja, y se necesita de personal experto en este ámbito para hacer una evaluación impecable y una intervención integral de calidad", han detallado.

Así, han advertido de que hay una "necesidad apremiante" de formación de los profesionales sanitarios en la atención al sufrimiento humano desde fases tempranas de la enfermedad, no sólo cuando ésta llega a fases avanzadas, en las que se dispone de poco tiempo para tomar decisiones de forma serena y compartida con el paciente y su familia.

"La ley aprobada ni es conciliadora ni protege a los vulnerables ni ha establecido diálogo alguno. Esta falta de diálogo, y el que en algunos ámbitos se hable de esta ley como ley de muerte digna, puede suponer un sesgo en la toma de decisiones. La dignidad es un término complejo, y no se debería hacer uso de él de forma simplista. Nos preocupa la creación de una ley, confusa en su aplicación práctica y precipitada en sus tiempos, para intentar solucionar estos casos que nos confrontan con los límites de los cuidados paliativos cuando no hay una ley de final de vida que acompañe a esta y garantice que los cuidados paliativos deber ser ofertados a todos los ciudadanos", han zanjado.