Publicado 16/03/2022 10:57

SATSE reivindica un aumento salarial mínimo del 6,5 por ciento para las enfermeras y fisioterapeutas

Archivo - Manuel Cascos, presidente de Satse
Archivo - Manuel Cascos, presidente de Satse - SATSE - Archivo

MADRID, 16 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Sindicato de Enfermería (Satse) ha pedido un aumento salarial mínimo del 6,5 por ciento para las enfermeras y fisioterapeutas debido a la "preocupante" escalada de precios en productos y servicios básicos, la cual agravará "aún más" la pérdida de poder adquisitivo que estos profesionales "vienen sufriendo desde 2010".

Así, la organización ha denunciado que el "gran incremento" de los precios que se está produciendo en el mercado de productos energéticos (electricidad, gas y carburantes) o en el de materias primas, como los cereales, entre otros, y que parece no tener fin, está empezando a afectar gravemente a la situación económica familiar y personal de las enfermeras, enfermeros y fisioterapeutas.

En este sentido, el sindicato ha recordado que las enfermeras y fisioterapeutas del sistema sanitario público de España vienen sufriendo, desde el recorte salarial del 5 por ciento impuesto en 2010 por el Gobierno estatal, una "progresiva pérdida de poder adquisitivo" que alcanza el 30 por ciento, mientras que su salario base es de unos 1.200-1.300 euros al mes de media.

Ante esta situación, SATSE ha solicitado un aumento salarial de un 6,5 por ciento en, al menos, cada uno de los años 2022 y 2023 para unos profesionales sanitarios que "llevan años sin ver reconocida de manera digna" su labor asistencial y de cuidados dentro del sistema sanitario y que ahora, además, sufren los "perjudiciales efectos" de una inflación disparada en España y que ya en el pasado mes de febrero alcanzó el 7,4 por ciento.

Del mismo modo, la organización sindical ha comentado que el conjunto de partidos políticos se comprometió, en las conclusiones de la Comisión para la Reconstrucción Social y Económica de nuestro país, a establecer instrumentos de gestión de recursos humanos y modelos retributivos suficientes que incentiven adecuadamente a los profesionales sanitarios y garanticen un nivel de vida "digno".

"Un compromiso que no solo no se ha hecho realidad, sino que ni siquiera ha sido abordado ni debatido por las instituciones públicas, con lo que se mantiene una injusta e inaceptable situación para unos profesionales que sufren jornadas de trabajo extenuantes, doblajes de turnos, ausencia de descansos, incluso en los días libres, contratos inestables y precarios y cambios permanentes de unidad y servicio en los hospitales, entre otras penosas condiciones laborales", ha enfatizado el sindicato.

Asimismo, SATSE ha asegurado que estas "difíciles" condiciones laborales distan mucho de las que tienen las enfermeras que desarrollan su labor asistencial y de cuidados en centros sanitarios y sociosanitarios de numerosos países del entorno y que ha propiciado que miles de profesionales españoles se hayan visto "obligados" a emigrar en los últimos años en busca de un trabajo "digno y estable".

A modo de ejemplo y en lo que respecta a sus condiciones retributivas, países como Noruega pagan a sus enfermeras y enfermeros un sueldo mensual de hasta 5.000 euros; Alemania, hasta 3.000 euros; Suecia, hasta 2.800 euros, y Reino Unido, hasta 2.600 euros.

"Vivimos tiempos muy difíciles y preocupantes donde las economías familiares llevan años sufriendo decisiones políticas e institucionales inadecuadas y también una irrespetuosa falta de reconocimiento hacia unos profesionales sanitarios que lo han dado todo y siguen dándolo para preservar la salud y la vida de más de 47 millones de personas", han zanjado desde la organización sindical.