Satse pide más enfermeros de cara a la temporada de la gripe

Publicado 06/11/2019 12:46:14CET
Sanidad. Gripe. Vacuna.
Sanidad. Gripe. Vacuna. - GOBIERNO - Archivo

   MADRID, 6 Nov. (EUROPA PRESS) -

   El Sindicato de Enfermería, Satse, ha reclamado a todos los servicios de salud autonómicos que adopten las medidas necesarias para garantizar que todos los centros sanitarios cuentan con enfermeras y enfermeros suficientes para hacer frente tanto a la campaña de vacunación de la gripe como al incremento de la actividad asistencial derivada del descenso de las temperaturas en los próximos meses.

   Así, con motivo del inicio de dicha campaña, la organización sindical ha demandado a las distintas gerencias de los servicios de salud de las comunidades autónomas que "aprendan de los errores del pasado" y no actúen únicamente cuando ya se han vivido distintos episodios o situaciones de colapso y desbordamiento con el reforzamiento puntual de las plantillas o la apertura de nuevas camas.

   Entre otras actuaciones, el sindicato exige que se garantice desde el inicio de la campaña la cobertura de las bajas y los permisos reglamentarios del personal y se dote del número adecuado de enfermeras y enfermeros para acometer con garantías de calidad su labor asistencial diaria.

   La falta de suficientes profesionales conlleva una gran sobrecarga de trabajo para las enfermeras y enfermeros que les obliga, tras el inicio de la campaña de vacunación, a reducir el tiempo que dedican al control de patologías y a la realización de decenas de actuaciones y programas preventivos y de fomento de hábitos de vida saludables.

   La posterior consecuencia de la falta de profesionales se producirá cuando bajen más las temperaturas y aumente de manera muy considerable la afluencia de personas enfermas a los hospitales. Por ello, el sindicato solicita que se refuerce el personal en los servicios de urgencias, críticos y las plantas de hospitalización para así evitar que se vean desbordados en los momentos de mayor incidencia de la gripe y de problemas derivados de procesos catarrales y respiratorios.

   Las principales consecuencias de una mala planificación en recursos humanos y materiales son, entre otras, pacientes en camillas y sillas de ruedas por los pasillos, esperas de resultados superiores a las 48 horas, espacios sin cortinas ni biombos que ofrezcan cierta intimidad y profesionales sanitarios absolutamente desbordados, especialmente las enfermeras y enfermeros, afirman.

Contador

Para leer más