SATSE exige la retirada una campaña del desodorante Axe por "distorsionar la imagen de los profesionales sanitarios"

Actualizado 11/10/2007 15:02:58 CET

MADRID, 11 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Sindicato de Enfermería SATSE exigió hoy a la compañía anglo-holandesa Unilever que retire la campaña publicitaria, a través de internet,'Bom Chicka Wah Wah', de los desodorantes AXE, por considerar que frivoliza con la imagen de los profesionales sanitarios y que denigra a la mujer.

Así, según indicó SATSE en un comunicado, esta iniciativa publicitaria, que utiliza la imagen de tres doctoras "para establecer continuas referencias sexuales a través de vídeos", podría vulnerar la Ley General de Publicidad, que considera ilícitos los anuncios que presenten a la mujer de forma vejatoria o discriminatoria.

Asimismo, los denunciantes consideraron que la campaña ridiculiza la labor sanitaria, ofreciendo una imagen "estereotipada y alejada de la realidad" que, según el sindicato, "no se corresponde con la labor que desempeñan, y de la que se beneficia el conjunto del sistema sanitario".

No es la primera vez que la compañía Unilever se encuentra en una situación como ésta, ya que, según informó SATSE, en 2002, el Colegio de Médicos denunció un 'spot' televisivo de los desodorantes AXE en el que aparecía una doctora que no podía reprimir sus impulsos sexuales ante un adolescente con el torso desnudo, que hacía uso del producto, por lo que se procedió a retirar dicho anuncio.