Publicado 11/11/2020 13:05CET

Satse estudia acciones contra la obligatoriedad de que solo un farmacéutico pueda ser propietario y titular de farmacias

Un farmacéutico entrega a un cliente una de las mascarillas KN95 que ha recibido en su farmacia, en Madrid (España), a 30 de septiembre. Hoy era la fecha límite fijada por el Gobierno para dejar de comercializar equipos de protección individual (EPI) sin
Un farmacéutico entrega a un cliente una de las mascarillas KN95 que ha recibido en su farmacia, en Madrid (España), a 30 de septiembre. Hoy era la fecha límite fijada por el Gobierno para dejar de comercializar equipos de protección individual (EPI) sin - Óscar Cañas - Europa Press - Archivo

MADRID, 11 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Sindicato de Enfermería, SATSE, está estudiando el inicio de las acciones jurídicas pertinentes ante la situación de "clara ventaja comercial" que tienen, en la actualidad, los propietarios de las oficinas privadas de farmacia en España, "y que supone un perjuicio para otros profesionales que quieren poder tener opción a abrir este tipo de establecimientos comerciales".

Satse ha requerido, tanto a sus servicios jurídicos como a un despacho de abogados externo, que analicen y propongan las actuaciones jurídicas a realizar a corto plazo ante la discriminatoria situación de privilegio que tienen los farmacéuticos al ser solo ellos los que pueden ser propietarios y titulares de las oficinas de farmacia abiertas al público en nuestro país.

El sindicato entiende la necesidad de que haya un titulado en Farmacia en las oficinas para dispensar los medicamentos al público con todas las garantías y ofrecer así un servicio de calidad a los ciudadanos, "pero no considera que éste tenga que ser en todos los casos el propietario y titular del establecimiento".

"Se está perpetuando una evidente exclusión a otros profesionales que pudieran estar interesados en abrir una oficina privada de farmacia, lo que supone en la práctica una clara barrera de acceso al mercado con los consiguientes perjuicios que suponen este tipo de prácticas comerciales ventajistas y restrictivas", apuntan desde la organización sindical.

Por otro lado, recuerda que la obligación establecida en la norma española de que el farmacéutico sea el propietario de la oficina de farmacia ha sido cuestionada por la Unión Europea al entender que entra en colisión con la regulación comunitaria. Es el caso del dictamen motivado emitido por la Comisión Europea en 2006 en virtud del artículo 226 del Tratado Constitutivo de la Comunidad Europea.

Asimismo, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ya se ha mostrado partidaria de eliminar la normativa que establece como requisito que los propietarios y titulares de las oficinas sean exclusivamente titulados en Farmacia, afirma el Sindicato de Enfermería.

"Entendemos que el rechazo y negativa del colectivo de empresarios farmacéuticos a abrir el mercado se debe a su claro interés de no repartir el margen de ganancias, pero consideramos que hay que mirar el interés general y no el propio en beneficio del conjunto de la ciudadanía", concluye la organización sindical.

Contador

Para leer más