SATSE denuncia que las políticas de recorte anunciada por el Gobierno genera "más desconfianza y alarma"

Actualizado 10/04/2012 15:49:55 CET

MADRID, 10 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Sindicato de Enfermería entiende que los diferentes miembros del Gobierno y del PP han demostrado tener actitudes "contradictorias" en cuanto al futuro de la sanidad, lo que demuestra falta de coordinación en cuanto al rumbo del Gobierno en Sanidad. Una actitud que, denuncian, genera "más desconfianza y alarma".

En este sentido, su secretario general, Alejandro Laguna, ha manifestado su preocupación por las formas y el fondo de los nuevos pasos dados por el Gobierno central en materia sanitaria, ya que "están generando una mayor desconfianza, incertidumbre y alarma entre los propios profesionales y los ciudadanos".

Para el SATSE, "no hay ni habrá punto y final, sino puntos y seguidos para más y más recortes". Y critica la aparente falta de estrategia de actuación "previamente definida y coordinada", ante las propuestas de ajuste en la sanidad.

"Cada día nos despertamos con nuevas medidas, como el recorte en 7.000 millones anunciado ayer por la Presidencia del Gobierno, sin saber por dónde nos vienen y lo que es peor, a donde nos llevarán", ha señalado Laguna, quien ha añadido que "da la impresión de que no hay ni habrá punto y final, sino puntos y seguido para más y más recortes".

EXISTEN OTRAS ALTERNATIVAS

El portavoz sindical entiende que hay otras estrategias además de los recortes para asegurar la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud (SNS). Y, en este sentido, lamenta que no haya un canal de comunicación "fluido y participativo" con el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, así como un interlocutor que explique "claramente" la situación de la sanidad española y las medidas que, a su juicio, son mejores para solucionar los problemas existentes.

En este sentido, el Portavoz del Sindicato ha insistido en la voluntad de SATSE de trabajar de forma conjunta con los responsables sanitarios públicos, al entender que "es la única manera de intentar arreglar las cosas y de generar confianza en la sociedad".

En cuanto a las futuras posibles propuestas del Gobierno, rechazan cualquier iniciativa que trabaje sobre la fórmula del copago en el ámbito sanitario, "porque los usuarios del SNS ya pagan por los servicios que reciben".

"Mientras la sanidad pública se financia por impuestos en función de la renta de cada persona y es accesible a todos por igual, el copago o "repago" pretende hacerlo a través de los propios enfermos, pagando cada uno lo que consume. Algo que puede provocar, por ejemplo, que el que no pueda afrontar ese gasto no utilice los servicios sanitarios que requiera o tarde en hacerlo", ha concluido.