Publicado 19/01/2021 11:12CET

Satse cree que "gran parte" de los 2.400 brotes en colegios "podrían haberse evitado" con el enfermero escolar

Una profesora con mascarilla a las puertas de un colegio durante el primer día del curso escolar 2020-2021, en Barcelona, Catalunya (España), a 14 de septiembre de 2020.
Una profesora con mascarilla a las puertas de un colegio durante el primer día del curso escolar 2020-2021, en Barcelona, Catalunya (España), a 14 de septiembre de 2020. - David Zorrakino - Europa Press - Archivo

MADRID, 19 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Sindicato de Enfermería (Satse) ha subrayado que "gran parte" de los más de 2.400 brotes de coronavirus registrados hasta la fecha en los centros educativos "podrían haberse evitado si se hubiera implantado de manera generalizada la figura de la enfermera escolar para realizar las labores de coordinador COVID-19".

A través de un comunicado, Satse señala que la incidencia de la COVID-19 en la aulas es "muy preocupante" a tenor de los datos que va dando a conocer el Ministerio de Sanidad y que constatan que "se producen casi cuatro veces más brotes en los colegios e institutos que en los centros sanitarios de nuestro país".

En concreto, los últimos datos aportados por Sanidad señalan que en los centros educativos se han registrado 2.450 brotes, mientras que en los centros sanitarios se han contabilizado un total de 717. En lo que respecta al número de casos, en las aulas se han detectado 15.403 casos si bien el Ministerio reconoce que no son el total de casos confirmados sino solo los casos que se han podido trazar y asociar a un brote.

"La realidad constata, día tras día, que resulta muy necesario que los centros escolares del conjunto del Estado cuenten con una enfermera o enfermero que, además de atender y proteger a los niños, niñas y jóvenes, haga una labor preventiva y de vigilancia fundamental en los actuales momentos de pandemia", apuntan desde la organización sindical.

Por ello, Satse pide a las consejerías de Educación y Sanidad de las comunidades autónomas que destinen los recursos "necesarios" y prioricen la implantación de la figura de la enfermera escolar, algo que ya se ha empezado a hacer en algunas autonomías, caso de Andalucía, por ejemplo, pero que "aún dista mucho de ser una beneficiosa realidad en el conjunto del Estado".

En el caso de Andalucía, el sindicato resalta que el hecho de contar con enfermeros escolares ha propiciado que el 98,9 por ciento de los centros educativos de la comunidad autónoma estén libres de coronavirus y que no se haya producido el cierre de ningún centro por esta causa.

"Sin un enfermero que, en base a su cualificación y conocimientos, pueda responsabilizarse de la detección precoz de los casos COVID-19 y de la gestión y atención sanitaria que proceda, los centros educativos tienen muchas más posibilidades de convertirse en un foco de transmisión y contagio de la enfermedad", apuntan.