Publicado 22/10/2020 13:03CET

Satse asegura que garantizar por ley la salud y seguridad del paciente solo cuesta 50 euros al año por habitante

Manuel Cascos, presidente de Satse
Manuel Cascos, presidente de Satse - SATSE - Archivo

MADRID, 22 Oct. (EUROPA PRESS) -

El sindicato de Enfermería (Satse) ha asegurado que garantizar la seguridad del paciente en España, a través de la ley presentada en el Congreso de los Diputados que establece una asignación máxima de pacientes por cada enfermera y enfermero, supondría un coste de 50-60 euros por habitante al año, mientras que el ahorro para el Sistema Nacional de Salud (SNS) sería de miles de millones de euros.

A la espera de que la ley continúe su tramitación parlamentaria en la Cámara Baja, el sindicato ha estimado el gasto que supondría su aplicación para las arcas públicas, concluyendo que sería "absolutamente irrisorio" si se compara con lo que lo sistema sanitario gasta en el tratamiento de patologías y procesos crónicos que se podrían evitar con un número adecuado y suficiente de enfermeras en todos los servicios de salud.

Según Satse, el coste estimado sería de entre 50 y 60 euros al año por habitante, una cifra perfectamente asumible y más que justificada por los beneficios que conllevaría para la salud y seguridad del conjunto de la ciudadanía de España el contar siempre y en cualquier hospital, centro de salud o centro sociosanitario con el número adecuado de enfermeras que multitud de estudios científicos y expertos nacionales e internacionales establecen como el adecuado y seguro.

A modo de ejemplo, el sindicato ha recordado que la estrategia de atención a enfermos crónicos puesta en marcha en el País Vasco y que apuesta por la labor de las enfermeras al igual que hace la norma impulsada desde el sindicato, ha logrado un ahorro de 400 millones de euros en tan solo cuatro años.

Por ello, desde la organización sindical se entiende que los argumentos basados en el coste de lo que propone la norma impulsada por Satse no podrían servir de base a un hipotético rechazo de la misma durante su futuro debate en el Pleno del Congreso de los Diputados.

"La Ley de Seguridad del Paciente conlleva un gasto insignificante si se compara con sus beneficios a todos los niveles, asistencial y de salud para la ciudadanía, organizativo, administrativo y también económico, por lo que no debe caber la más mínima duda de su conveniencia y necesidad", han dicho desde Satse.

Además, la organización ha recordado que, de aprobarse, España se convertiría en el primer país europeo y uno de los primeros del mundo en contar con una norma que garantice la seguridad en la atención sanitaria y cuidados a través de una asignación máxima de pacientes por cada enfermera y enfermero.

Asimismo, la aprobación de esta norma daría solución al déficit estructural e histórico de enfermeras que sufre España y que le sitúa en el "pelotón de cola" de los países europeos, al tener solo cinco enfermeras por cada 1.000 habitantes mientras que la media en Europa es de nueve profesionales por 1.000 habitantes y hay países que cuentan con más de 15 y 16 enfermeras por cada ciudadano, han zanjado desde Satse.

Para leer más