Publicado 30/06/2021 11:06CET

SATSE advierte de que "el tiempo para que las administraciones mejoren la Sanidad se está agotando"

El presidente de Satse, Manuel Cascos.
El presidente de Satse, Manuel Cascos. - SATSE

MADRID, 30 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Sindicato de Enfermería (SATSE) ha advertido al conjunto de administraciones públicas que, una vez superada la etapa más grave de la pandemia de COVID-19, el tiempo para que tomen la iniciativa "se está agotando", por lo que "no permanecerá impasible tras los meses de verano si constata que no se han iniciado las necesarias mejoras que requieren tanto el sistema sanitario como las condiciones laborales y profesionales de enfermeros y fisioterapeutas".

Tras realizar un análisis del grado de cumplimiento de los compromisos adquiridos por el Gobierno y las comunidades autónomas a raíz de la pandemia de COVID-19 para mejorar el sistema sanitario de nuestro país, SATSE ha concluido que "siguen sin plasmarse en actuaciones concretas, con lo que nuestra sanidad sigue muy deteriorada y debilitada con unos profesionales agotados que sufren una situación de precariedad que no tiene límite".

Por ello, la organización sindical estudiará y valorará, tras los meses de verano, el comportamiento del Ministerio de Sanidad y de las consejerías de Salud de las diferentes comunidades autónomas. De igual manera, asegura que estará "muy atento" a la evolución en el Congreso de los Diputados de la tramitación de la Proposición de Ley de Seguridad del Paciente.

De igual manera, SATSE traslada este llamamiento a la acción a los representantes de los partidos políticos en los diferentes órganos de decisión o de representación institucional. "Un claro ejemplo es la necesidad de que se agilice con urgencia la tramitación parlamentaria de la Proposición de Ley de Seguridad del Paciente que lleva más de seis meses pendiente del debate de las enmiendas parciales de los grupos en la Comisión de Sanidad. Una situación que la sociedad no acierta a entender máxime con la grave realidad que sufre el SNS y que repercute gravemente en la atención de 47 millones de personas", apunta la organización sindical.

"No es aceptable en modo alguno que en la tribuna de oradores del Congreso de los Diputados aseguren de manera reiterada que van a propiciar los cambios que necesita nuestra sanidad, caso de la Ley de Seguridad del Paciente, y que cuando llega el momento de hacer realidad sus compromisos, algunos partidos políticos mantengan la política del avestruz y empleen el tacticismo para eludir su responsabilidad ante la sociedad y las personas con problemas de salud", apuntan desde SATSE.

En el ámbito de las administraciones públicas, SATSE apunta, como mejoras "urgentes y necesarias", propiciar "una inversión pública acorde con las necesidades reales del conjunto de la sociedad y garantizar mejores condiciones laborales a enfermeros y fisioterapeutas, así como al conjunto del personal sanitario, reduciendo de manera drástica el elevado índice de temporalidad existente en la actualidad".

De igual manera, consideran que "hay que propiciar entornos laborales más seguros, luchando de manera decidida contra la agresiones a los profesionales, e implementar nuevos espacios de actuación para los enfermeros, como los centros educativos o sociosanitarios".

"Una vez que empezamos a recuperar cierta normalidad después de 18 meses muy duros y difíciles para el conjunto de la sociedad, y muy especialmente para los profesionales sanitarios, a consecuencia de la pandemia de COVID-19, existen dos alternativas, o dejar y abandonar a su suerte a nuestra sanidad pública para que se siga deteriorando lenta e inexorablemente o priorizar los recursos y medios necesarios para cimentar un futuro más sano y saludable para todos y todas gracias a una sanidad pública fortalecida y cohesionada", concluye el sindicato.