Actualizado 22/11/2012 16:09

La sanidad privada ayuda a "descargar" los presupuestos sanitarios públicos

MADRID, 22 Nov. (EUROPA PRESS) -

El sector sanitario privado contribuye a la "descarga" de las cuentas públicas, como muestra que las comunidades autónomas con mayor número de pólizas contratadas sean las que cuentan con un menor presupuesto sanitario público.

Así lo ha asegurado la directora de Organización del Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (IDIS), Carmen Ruiz, durante las II Jornadas multidisciplinares Hospital Santa Catalina 'Innovación y liderazgo en el nuevo entorno sanitario', celebrada en Las Palmas de Gran Canaria.

En este sentido, Ruiz ha reconocido que la sanidad privada se "descongestiona" a través de la actividad que llevan a cabo los hospitales privados, los cuales registraron en 2009 un aumento de las altas en un 1 por ciento, un aumento de las intervenciones quirúrgicas en un 2,5 por ciento y un incremento de las urgencias registradas de un 5,2 por ciento.

Esto hace que los usuarios de los servicios sanitarios privados están generen un ahorro al sistema. "Con el actual seguro sanitario privado en España (seguro duplicado), los 7 millones de asegurados con pólizas privadas utilizan menos o no utilizan la sanidad pública, lo que puede considerarse una subvención oculta para el sistema público", ha explicado.

De hecho, el IDIS ha estimado que cada persona que tiene contratado un seguro privado ahorra al sistema al menos 631 euros, que pueden ser más de 1.200 euros cuando únicamente utiliza los servicios privados.

Además de analizar la aportación de la sanidad privada al conjunto del sistema sanitario española, IDIS también ha realizado algunas propuestas para una mejor sostenibilidad del sistema, actualmente en riesgo, entre las que se encuentra la desgravación fiscal por contratación de seguros de salud.

En este sentido, proponen un incentivo fiscal del 15 por ciento para las rentas inferiores a 30.000 euros en la contratación privada de seguros sanitarios, que "podría facilitar un crecimiento de hasta el 15 por ciento del número de asegurados en la población, lo que supondría que más de 1 millón de personas saldría de manera voluntaria, parcial o totalmente, del sistema público, generando un ahorro de hasta 1.225 millones de euros".