Sanidad precisa que aún no hay "información concluyente" sobre el origen del brote infeccioso en Alemania

Actualizado 26/05/2011 17:05:25 CET

MADRID, 26 May. (EUROPA PRESS) -

Sanidad precisa que aún no hay "información concluyente" sobre el origen del brote infeccioso en Alemania, que el Instituto de Higiene de Hamburgo (norte) dice haber identificado en una partida de pepinos procedente de España.

"Por ahora están recabando información", de modo que no podemos "confirmar oficialmente" que el origen de la infección por la bacteria 'escherichia coli' haya sido causado por pepinos españoles, indica a Europa Press el presidente de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN), Roberto Sabrido.

"Estamos en contacto con la Comisión Europea, que es quien nos lo debe transmitir por los cauces oficiales", asegura el presidente de la agencia de seguridad alimentaria, dependiente del Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad.

De hecho, por el momento Europa ha decidido "no activar la alerta rápida, a través de su sistema de alerta de alimentos y piensos. "Los indicios apuntan a verduras frescas, pero no se sabe nada más ", insiste Sabrido.

En caso de que los análisis confirmaran la procedencia española, el presidente de la AESAN asegura que se "tomarán todas las medidas necesarias" que, basadas en los análisis por sistemas de trazabilidad, podrían identificar exactamente de donde proceden las partidas.

En ese caso, "nos pondríamos en contacto con las comunidades autónomas y se llevarían a cabo las inspecciones y acciones que sean necesarias", asegura Sabrido, aunque advierte que, por ahora, "hablar de acciones es hablar de conjeturas porque no se sabe nada".

Investigadores de la Universidad de Münster han identificado la bacteria que ha provocado los contagios como la "O104H4", una versión poco frecuente y modificada que es resistente a muchos medicamentos. La microbióloga Helge Karch y su equipo están trabajando para elaborar un procedimiento de análisis que permita confirmar los casos de 'E.coli'.

Hasta ahora, el brote de 'E.coli', especialmente activo en el norte del país, se ha cobrado la vida de tres personas. La primera fue una mujer de 83 años que falleció el fin de semana en Baja Sajonia, mientras que el martes murió una joven de 24 años en Bremen y la última ha sido una mujer de 89 años en Schleswig-Holstein. Según las autoridades alemanas, actualmente hay 214 casos conocidos de contagio por la bacteria.

Desde el Instituto Robert Koch se recomendó este miércoles a los alemanes, particularmente a los que residen en el norte del país, que no consuman verduras, principalmente lechuga, tomate y pepinos sin cocinar.