Sanidad destaca el "importante" aumento de casos de sida entre inmigrantes

Actualizado 07/01/2007 13:15:13 CET

MADRID, 7 Ene. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades sanitarias han detectado un total de 2.688 casos de sida entre personas originarias de otros países en España desde que comenzara la epidemia hasta el pasado mes de junio, una cifra que supone el 3,7% del total de afectados con el VIH en España durante este período, según datos del Ministerio de Sanidad y Consumo, en los que se destaca el "importante" aumento de estos enfermos durante los últimos 13 años, que han pasado de los 52 casos de 1992 (1%) hasta los 254 (17,2%) detectados 2005.

Según el último Boletín Epidemiológico de Instituto de Salud Carlos III, al que tuvo acceso Europa Press, estos casos se reparten casi "por igual" entre ciudadanos procedentes de América (32%), Europa (31%) y África (31%). No obstante, Latinoamérica concentra la mayor parte (812) de los llegados de América, siendo Argentina el país de origen más frecuente seguido de Brasil, Colombia y Ecuador. De estos enfermos, el 45% eran hombres homosexuales o bisexuales.

Entre los países europeos destaca Portugal con 300 casos, que concentra más de un 11% del total de casos de sida diagnosticados entre ciudadanos de otros países residentes en España. La gran mayoría de estos individuos fueron contagiados con el virus del VIH por ser usuarios de drogas por vía parenteral (UDVP).

Respecto a los casos de sida procedentes de África, a pesar de que Marruecos se perfila como el país de origen más frecuente de estos enfermos, el 74,3% de los casos fueron de ciudadanos subsaharianos, de los que cerca del 75% fueron infectados por vía heterosexual.

El boletín del Ministerio de Sanidad señala que la proporción de casos de sida detectados en personas originarias de otros países que viven en España "se ha incrementado en los últimos años adquiriendo un protagonismo cada vez más importante" en relación con las cifras de casos de VIH detectados entre la población autóctona. Concretamente, la proporción de casos de sida en personas originarias de otros países aumentó desde el 1% (52 casos) que se detectaron en 1992 hasta el 17,2% (254) de 2005.