Sanidad y CCAA ven el retraso voluntario de la jubilación de médicos como solución inmediata al déficit de profesionales

Reunión de la  Comisión de Recursos Humanos del Sistema Nacional de Salud
MINISTERIO DE SANIDAD
Publicado 23/01/2019 16:44:00CET

MADRID, 23 Ene. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, María Luisa Carcedo, ha señalado que el retraso voluntario de la jubilación de los profesionales sanitarios es "una solución" a corto plazo para paliar los déficits de plantillas que presentan las comunidades autónomas, especialmente en zonas rurales y en las especialidades más afectadas, como la Medicina de Familia.

Así lo ha manifestado Carcedo en la rueda de prensa posterior al Comité de Recursos Humanos del Sistema Nacional de Salud (SNS), que ha reunido este miércoles a dirigentes sanitarios autonómicos y representantes del Ministerio para abordar, entre otras cuestiones, modificaciones en el actual modelo de Atención Primaria, las agresiones a sanitarios o la regulación de nuevas especialidades.

La falta de profesionales ha sido uno de los principales temas del encuentro, una situación que, según Carcedo, requiere de "recuperar la planificación de recursos humanos del SNS". "Durante los últimos años, no ha sido objeto de atención y esto ha supuesto llegar a la situación donde algunas áreas tienen déficits y retrasos importantes a corto y medio plazo", ha añadido.

Para analizar este déficit de especialistas, Sanidad ha presentado a los representantes autonómicos un estudio que ofrece una radiografía actual y futura del sector, y que estará disponible "en próximos días" en la web del Ministerio. Preliminarmente, el estudio concluye que "las condiciones de los trabajos que se ofertan están detrás de los déficits en algunas especialidades".

"Plazas poco atractivas en lugares remotos o alejados de grandes núcleos poblaciones y contratos temporales precarios explicarían las causas del problema, que no se solucionaría aumentando números, sino yendo a la raíz de aquellas causas fundamentales", recoge el texto, en sintonía con lo expuesto hoy por la ministra.
Medicina Familiar y Comunitaria y Pediatría en Atención Primaria son las especialidades que presentan dificultades generalizadas de cobertura de plazas. Les siguen Anestesia y Reanimación, Radiodiagnóstico y Urología. "Más allá de los números, las valoraciones de la situación actual reflejan que las dificultades para cubrir puestos pueden darse en zonas rurales o no capitalinas", argumenta el texto.

En este sentido, la ministra se ha mostrado favorable a retrasar la edad de jubilación de los médicos de manera voluntaria y en las especialidades más demandadas, al igual que "muchas" de las comunidades autónomas. "Hay un porcentaje muy alto de médicos de más de 60 años con un escenario de jubilación muy próximo", ha justificado. El estudio cifra en 192.202 el número total de médicos especialistas en España.

360 PLAZAS MÁS QUE EN 2017

Dentro del paquete de medidas en este ámbito, Carcedo ha anunciado que el 2 de febrero será el examen de la convocatoria de plazas en Formación Sanitaria Especializada. En total, la oferta contempla 8.402 plazas de especialidad, 360 más que en 2017: MIR (6,797), Farmacia (267), Enfermería (1.092), Química (22), Biología (49), Psicología (141) y Radiofísica (34).

Además, el Ministerio ha iniciado una ronda de contactos con todas las comunidades autónomas para resolver expedientes de solicitud de unidades docentes que estaban acumuladas, en algunos casos, desde 2012. Ya se han liberado 666 plazas más para 2019/2020, y 401 son para MIR.

Sanidad también está trabajando en un nuevo Real Decreto-Ley, que se aprobará "en los próximos meses", para regular la Formación Sanitaria Especializada, que sustituirá al fallido Real Decreto de Troncalidad 2016, anulado por el Tribunal Supremo. Esta nueva norma fijará unos requisitos y consultas preceptivas a colegios profesionales y sociedades científicas para decidir qué nuevas especialidades se crean y de qué manera se articulan, teniendo en cuenta también las necesidades del sistema. Por lo pronto, Carcedo ha anunciado que ha acordado con las CCAA la creación de la especialidad de médico forense.

La reunión de este miércoles también ha servido para avanzar en la regulación por Ley como profesión sanitaria de Trabajo Social Sanitario y de Biología Sanitaria. Esta iniciativa "queda a la espera de la redacción definitiva del articulado, que se resolverá en las próximas semanas".

También en materia de personal, CCAA y Ministerio de Sanidad han acordado "impulsar y agilizar" el Registro Estatal de Profesionales como "elemento prioritario" del sistema. "Es una información que debemos disponer de forma elemental, y también debemos de ser capaces de hacerlo ágil y transparente", ha relatado Carcedo. En la actualidad, esta base de datos cuenta con menos de 20.000 profesionales registrados. Las CCAA van a volcar sus datos "lo más rápidamente posible" para disponer de esa información.

ATENCIÓN PRIMARIA Y AGRESIONES

Igualmente, la ministra ha presentado a los consejeros el plan de trabajo del Ministerio para actualizar e impulsar la Atención Primaria. El primer paso se dio el pasado 16 de noviembre, donde se fijó la meta de elaborar un documento de consenso que se presentará en el próximo Consejo Interterritorial. Se articularán grupos de trabajo que realizarán aportaciones al documento inicial de Sanidad para definir iniciativas.

"Es necesario revisar el papel de la Atención Primaria teniendo en cuenta los cambios en los perfiles de las patologías que se atienden y de qué enferman nuestros ciudadanos. También necesitamos la disponibilidad de nuevas tecnologías y de nuevas capacidades diagnósticas para que la posibilidad de resolución de casos se pueda incluso mejorar y dar respuesta a las necesidades asistenciales de los ciudadanos", ha valorado Carcedo.

Por otra parte, a propuesta del Minsterio de Interior, Sanidad ha decidio implantar la aplicación 'AlertCops', ya disponible para cualquier ciudadano español, al ámbito de las agresiones a profesionales. A través de esta aplicación móvil, los sanitarios podrán contar con un 'botón antipánico', que lanzará una alerta con geoposición al centro policial más cercano y que, adicionalmente, grabará 10 segundos de audio que se enviarán a las autoridades junto a la denuncia.