Sanidad busca una estrategia "mucho más efectiva" para prevenir el abuso de las drogas

Actualizado 19/07/2012 14:53:04 CET
Francisco De Asís Babín, Delegado Del Gobierno Para El Plan Nacional Sobre Droga
CONGRESO

MADRID, 19 Jul. (EUROPA PRESS) -

El delegado del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas, Francisco Babín, afirma que, en estos momentos, buscan una estrategia "mucho más efectiva", y que permita "ir más allá de lo que conseguido", fundamentalmente basada en la prevención del abuso de las drogas; pero también enfocada en la asistencia y reinserción de las personas con problemas de abuso.

En una entrevista a RNE, recogida por Europa Press, Babín ha explicado que "toca evaluar para medir el impacto de las acciones" que se están realizando con el objetivo de "ser más eficaces". Así, aunque admite que los recortes han llegado también al organismo que regenta, destaca que cuenta con la ventaja de disponer del fondo de bienes decomisados para "mantener alto el nivel de compromiso y excelencia de las acciones que se realizan" desde el Plan Nacional de Drogas.

Poniendo como ejemplo el consumo de alcohol en los jóvenes, señala que ya hay programas que se han evaluado bajo una perspectiva de seguimiento, ya que "han demostrado a medio y a largo plazo que mantienen una efectividad fundamentalmente a la hora de retrasar la edad de inicio en el consumo de las drogas"; sin embargo, existen otras acciones que deben dejar de realizarse porque han demostrado que no funcionan.

En este sentido, entiende que no se puede hablar de "equivocación" a la hora de hablar de campañas contra el uso y abuso de drogas que no han obtenido lo resultados esperados puesto que van enfocadas a un fin positivo, pero afirma que, "gracias a que el conocimiento científico ha evolucionado", ahora se conocen aquellas que mejor funcionan.

Así, ha explicado que España es uno de los países que más ha gastado en campañas basadas en charlas educativas en colegios, pensando que "podría ser un mecanismo útil para la prevención", cuando lo cierto es que ahora se sabe que, "por el proceso de maduración del cerebro del adolescente", refiriéndose a los jóvenes de 12 o 13 años, es una "entelequia" tratar que el mensaje surta efecto.

"Tenemos que ser más conscientes de que, sin abandonar, ni mucho menos la información, tenemos que complementar la prevención con otro tipo de estrategias", ha explicado.

En su opinión, se ha demostrado que "lo más innovador es lo más clásico", y eso significa que "hay que establecer límites y normas", y, "dentro de las normas hay que establecer apartados", de modo que se produzca una reacción en la sociedad enfocada a dejar de ver normal que los jóvenes hagan botellón en las calles, o que los padres asuman que los hijos beben siendo jóvenes.

"No podemos conformarnos con esta situación, hay que cambiar esa realidad", ha afirmado, y, para ello, propone seguir realizando sanciones y desarrollar alternativas a estas sanciones como es el caso de cursos y charlas informativas, "instrumentos" que cuenten con la implicación de los tutores.

"Es necesaria la implicación de la familias para prevenir las conductas que desde el punto de vista de la salud son perjudiciales para sus hijos", ha advertido, al tiempo que ha recordado que, pese a que desde su delegación se pretende establecer una legislación básica, son las CCAA las que deben poner en marcha acciones y tomar una posición contra los abusos del alcohol o las drogas entre los jóvenes.

En este sentido, entiende que el problema no se encuentra tanto en subir las multas como en evitar, por ejemplo, que algunas localidades amparen el botellón permitiendo zonas para que se desarrolle.

Si bien es verdad que en los últimos años se ha conseguido reducir los datos sobre consumo de alcohol o drogas, Babín teme que "se haya tocado techo", por este motivo entiende que "hay que implementar medidas nuevas". Y, en este sentido, ha destacado el papel del profesorado "en todos los ciclos educativos" en la prevención; y el de los progenitores a los que, señala, "hay que ayudar a saber establecer límites".

Por otra parte, ha vuelto a señalar que en ningún caso se va a legalizar la venta de cannabis. En este sentido, ha recordado que España es uno de los países más permisivos ya que no esté tipificado como delito el cultivo para uso propio, al igual que ocurre con otras drogas.