Sanidad busca el apoyo del consumidor contra la venta de medicamentos falsificados

Actualizado 29/06/2012 20:38:13 CET
Viagra
PFIZER

MADRID, 29 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), dependiente del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, ha publicado la II Estrategia Frente a Medicamentos Falsificados 2012-2015 que mantiene los principios de la anterior, aunque plantea nuevas iniciativas para reforzar su eficacia como la de buscar el apoyo de la ciudadanía.

La estructura y desarrollo de esta estrategia es muy similar a la anterior ya que "se mantienen las mismas bases de cooperación, formación e información". Así, la novedad es que se ha incluido un quinto objetivo relativo a la concienciación ciudadana, "con el fin de resaltar la importancia que tienen estas actuaciones en la protección de los consumidores".

Además, se han incorporado nuevas actuaciones que, en unos casos derivan de la experiencia anterior y, en otros, de las nuevas medidas que contempla la Directiva Europea.

Desde la AEMPS se recuerda que la falsificación de medicamentos constituye un importante problema de salud pública y, aunque admite que en España estos fármacos no han llegado a ser distribuidos como en otros país por canales legales, entiende que es "preciso avanzar" en el trabajo iniciado en 2008 y, del mismo modo, contar con todos los sectores implicados, con el fin de blindar nuestro canal farmacéutico ante los intentos de introducción de estos medicamentos falsificados.

La estrategia se compone de cinco objetivos específicos, de los cuales los tres primeros son secuenciales. Así, la primera sería reforzar y consolidar las medidas de control existentes con el fin de evitar la entrada o la salida de medicamentos falsificados del territorio español, así como su distribución en el canal farmacéutico.

Le siguen mantener un sistema de vigilancia e investigación que permita la detección precoz de la presencia, en territorio español de medicamentos falsificados; y, en tercer lugar, actuar de forma rápida tras la detección de medicamentos falsificados para conseguir su retirada inmediata.

Las dos últimas son el desarrollo de un plan de actuaciones específicas para combatir la venta ilegal de medicamentos a través de Internet u otros canales de venta indirecta; y, por último, concienciar a los consumidores sobre los riesgos asociados al consumo de medicamentos falsificados e ilegales, así como de los dispensados ilegalmente al público.

A fin de verificar el adecuado desarrollo de esta estrategia y el cumplimiento de los objetivos propuestos, la estrategia será objeto de un seguimiento continúo y anualmente se elaborará un informe que incluya un análisis del desarrollo de las actividades llevadas a cabo de manera que permita identificar tanto los avances que se han llevado a cabo como las dificultades encontradas en la implantación de las actividades propuestas.

ALGUNAS NOVEDADES

En el ámbito de los consumidores la AEMPS pretende realizar campañas de información dirigidas al público general sobre los riesgos de los medicamentos falsificados y de la adquisición de medicamentos a través de Internet en sitios web que no cumplan con la normativa vigente.

Asimismo, establece proporcionar a los ciudadanos información sobre los medicamentos autorizados y controlados en España a través de su web; y proporcionará a través de la web y de las listas de correo de la AEMPS información actualizada sobre las retiradas del mercado de los medicamentos falsificados e ilegales a los ciudadanos.

En cuanto a las cuatro anteriores estrategias, el documento señala la necesidad de desarrollar y aplicar criterios específicos para la detección de medicamentos falsificados en los controles sanitarios en frontera; y ampliar las inspecciones de normas de correcta fabricación a fabricantes, importadores y distribuidores de principios activos dentro de su ámbito competencial.

También propone elaborar las propuestas para el desarrollo normativo que regule la venta a través de Internet de medicamentos que no necesiten prescripción médica, de acuerdo con los requisitos establecidos en la normativa nacional así como aquellos establecidos a nivel de la UE.

Respecto a la vigilancia propone optimizar la capacidad analítica de los laboratorios oficiales de control de la AEMPS en relación con las muestras sospechosas de ser medicamentos falsificados, ilegales o productos adulterados.