Publicado 24/08/2020 15:31:14 +02:00CET

Sanidad y Agricultura piden "no bajar la guardia" en los brotes de temporeros

Fotonoticia sobre la reunión mantenida por el ministro de Sanidad, Salvador Illa y el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas
Fotonoticia sobre la reunión mantenida por el ministro de Sanidad, Salvador Illa y el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas - MINISTERIO DE SANIDAD

MADRID, 24 Ago. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, y el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, han mantenido este lunes una nueva reunión con las comunidades autónomas para hacer seguimiento de la situación de los trabajadores en el sector hortofrutícola ante la próxima generalización de la vendimia en todo el territorio español.

Según ha informado el Ministerio en un comunicado, Illa y Planas han destacado el trabajo de prevención que realizan las CCAA frente al COVID-19 en el sector agrario, pero han instado a los consejeros y consejeras de Sanidad y Agricultura a "no bajar la guardia".

Los ministros han hecho un llamamiento para que mantengan las medidas recogidas en la 'Guía para la prevención y control de la COVID-19 en las explotaciones agrícolas' aprobada hace unas semanas, especialmente las medidas relativas al transporte y alojamiento de los trabajadores temporeros. También han recordado la necesidad de que los Ayuntamientos mantengan espacios específicos para el aislamiento de positivos.

Actualmente el 13 por ciento de los brotes de COVID-19 están asociados al ámbito laboral, la mayoría de ellos a actividades hortofrutícolas. La actividad agraria y hortofrutícola supone en España un importante movimiento de trabajadores temporeros en distintos periodos del año. En los próximos meses tendrán lugar las campañas de la vendimia, frutos rojos, cítricos, hortalizas, olivar y continúa todavía la de fruta dulce.

El Gobierno y las comunidades autónomas celebran, desde mediados de julio, estos encuentros de coordinación de forma habitual para anticiparse y prevenir brotes de COVID-19 entre los temporeros que trabajan en las campañas agrícolas y facilitar herramientas de actuación como la guía.