Sanidad acuerda con diseñadores y empresarios "homogeneizar" las tallas y ofrecer "información veraz" en las etiquetas

Actualizado 23/01/2007 18:00:09 CET

MADRID, 23 Ene. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Sanidad y Consumo, Elena Salgado, anunció hoy que el Gobierno, un grupo de asociaciones de creadores de moda y empresas del sector textil como el Corte Inglés, Mango, Cortefiel e Inditex, han firmado un acuerdo de colaboración por el que se comprometen a "homogeneizar" las tallas de ropa en España, ofrecer en las etiquetas información sobre parámetros como la medida de la cintura, los hombros o las caderas de la prenda y a promocionar "una imagen de belleza saludable" entre las mujeres fabricando maniquíes que al menos tengan la 38 y dejando de considerar la 46 'talla especial'.

En una rueda de prensa celebrada en el Ministerio de Sanidad tras la firma de este acuerdo de autorregulación del sector, en la que estuvieron presentes la directora general de Consumo y Atención al Ciudadano, Angeles Heras, y el presidente de la Asociación de Creativos de Moda, el diseñador Modesto Lomba, la ministra Salgado señaló que el objetivo de esta iniciativa, sobre la que se trabaja desde abril de 2006, es facilitar al consumidor una información "veraz, homogénea y comprensible" sobre las tallas de ropa y trabajar para homogeneizar medidas entre las distintas marcas y fabricantes.

La puesta en marcha de este acuerdo se basará en los resultados que se obtengan de un estudio a realizar por el Instituto Nacional de Consumo entre una muestra representativa de 8.500 mujeres de entre 12 y 70 años residentes en España, a quienes se pedirá voluntariamente --previo pago simbólico con un obsequio de diseño-- que se presten a ser medidas para conocer cuáles son los estereotipos corporales más extendidos en el país. Los datos, que serán confidenciales, servirán para acordar las dimensiones de las tallas.

Este estudio, que se realizará durante todo este año y costará cerca de un millón de euros a financiar por el Instituto Nacional de Consumo, comenzará en febrero con un ensayo piloto de las mediciones, que se realizarán a través de una cabina diseñadas al efecto con equipos de captura de imágenes en tres dimensiones que toman hasta 13 puntos de referencia y que ha sido utilizada ya en Francia para la realización de una experiencia similar que, según la ministra Salgado, resultó "exitosa" pero que será "menos representativa" que la española, donde se contará con una muestra de población mayor.

UN COMPROMISO DEL 80% DEL SECTOR

Durante la realización del informe sobre el perfil antropomórfico de las españolas, en el que según Salgado se tendrá en cuenta que el 16% de la población femenina en España es inmigrante, se llevará a cabo en paralelo una pequeña encuesta sobre los hábitos de consumo de ropa entre las mujeres del país en el que se realizarán preguntas como qué tallas no encuentran en las tiendas, con cuánta frecuencia adquieren prendas de vestir, donde o con qué dimensiones.

A partir del fin de este trabajo, diseñadores y empresarios tendrán 18 meses para cambiar las etiquetas y ofrecer en ellas información adicional sobre medidas de la prenda como la cintura, los hombros, el busto o las caderas. Para la sustitución de los actuales maniquíes por otros que tendrán como mínimo la talla 38 o su equivalente, el plazo serán los próximos cinco años para evitar, según la ministra Salgado, que este acuerdo tenga un impacto negativo para las empresas españolas en beneficios o competitividad.

La ministra de Sanidad se mostró "confiada" en que este acuerdo de regulación no sea incumplido por ninguna de las empresas u organizaciones firmantes, que representan al 80% del sector, como ocurrió en el caso de la violación que cometió la empresa de comida rápida Burguer King del compromiso adquirido por los hosteleros con el Gobierno para luchar contra la obesidad en España. Salgado dijo estar "tranquila" en este sentido y aprovechó para renovar su apuesta por la autorregulación de este tipo de sectores de la economía.