Sanidad activa la alerta por calor ante la previsión de altas temperaturas

Actualizado 26/06/2015 14:40:21 CET
Calor, buen tiempo, sol
EUROPA PRESS

VALENCIA, 13 May. (EUROPA PRESS) -

La Conselleria valenciana de Sanidad ha activado la alerta ante la previsión de posible ola de calor tras la declaración de niveles de actuación altos y extremos en la Comunitat Valenciana, derivados de los máximos de las temperaturas previstas por el Sistema de Vigilancia Metereológico de la Fundación del Centro de Estudios Ambientales del Mediterráneo (CEAM).

Las previsiones para este miércoles son el nivel de intervención rojo o extremo en las zonas climatológicas de Xàtiva y Gandia (Valencia) y el nivel de intervención naranja o alto en las zonas climatológicas de Morella, Vilafranca, Manises, Cofrentes, Buñol, Alzira y Ontinyent.

En cuanto a las previsiones de la fundación CEAM para el jueves son el nivel de intervención rojo o extremo para las zonas climatológicas de Segorbe, Burriana, Manises, Valencia y Sueca, Buñol, Alzira, Xàtiva, Ontinyent, Onda y Gandia. El nivel de intervención naranja o alto estará en las zonas climatológicas de Morella, Benasal, Villafranca, Barracas, Castellón, Cofrentes, La Font de la Figuera, Alcoi, Ibi, Xixona, Alicante, Elda, Elche, Orihuela y Torrevieja.

Para evitar los efectos negativos sobre la salud que pueden generar las altas temperaturas previstas, la Dirección General de Salud Pública recomienda beber mucha agua y líquidos sin alcohol ni cafeína; realizar comidas ligeras; permanecer en lugares frescos; evitar salidas al exterior en las horas centrales del día así como actividades que requieran un esfuerzo importante; utilizar ropa ligera y de colores claros. Asimismo, se aconseja no olvidar el empleo de protección solar.

Salud Pública advierte de la importancia de seguir estos consejos por parte de todas las personas sanas "pero especialmente entre aquellos grupos de mayor riesgo como son niños, embarazadas, ancianos y personas con enfermedades crónicas". Asimismo, alerta de que los efectos en la salud de las olas de calor son mayores durante la primavera o inicio del verano, "lo que hace necesario extremar la precaución".