Actualizado 25/02/2015 10:31:06 +00:00 CET

El PSOE lamenta que Rajoy no tenga propuestas para recuperar la Sanidad

MADRID, 25 Feb. (EUROPA PRESS) -

La secretaria de Sanidad, María José Sánchez Rubio, tras analizar la intervención en el Debate del Estado de la Nación de presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, afirma que ha demostrado que no tiene ni una sola propuesta para recuperar la Sanidad pública, universal y de calidad que nos hizo referentes en Europa y el mundo".

Así, ha lamentado que el presidente Rajoy no aprovechara su intervención en el Debate del Estado de la Nación para plantear alguna iniciativa en materia sanitaria. La dirigente socialista ha criticado que Rajoy usara este Debate para atacar a Andalucía y a las comunidades autónomas donde no gobierna, demostrando así "un gran desconocimiento de la Sanidad Pública y sus indicadores, así como una falta de rigurosidad y respeto al Estado de las Autonomías, que es lo mínimo que se espera de un presidente de Gobierno de España".

"Para poder tener credibilidad, Rajoy debería recuperar la universalidad del sistema, eliminar los copagos, garantizar una financiación justa y frenar las privatizaciones", ha aseverado.

La secretaria de Sanidad ha señalado que "Rajoy ha pasado de evitar la Sanidad en su discurso del DEN de 2014, a utilizarla de forma demagógica, con ironía y poca rigurosidad para atacar a una comunidad autónoma donde no gobierna, como es Andalucía".

Un acto que ha calificado de "bochornoso, poco serio y una falta de respeto a miles de profesionales y de ciudadanos que defienden y reivindican día a día una Sanidad pública, universal y de calidad que, desde que gobierna el PP, ha sufrido los mayores recortes de la democracia".

En este sentido, Sánchez Rubio ha recordado que el propio gobierno ha reconocido recortes de 7.000 millones de euros en el ámbito sanitario; la disminución de casi el 80% del presupuesto para políticas de salud y ordenación profesional; la reducción a menos de la mitad del programa presupuestario 'Salud pública, sanidad exterior y calidad'; o la congelación del presupuesto para la Organización Nacional de Trasplantes.

"Rajoy no tiene credibilidad para hablar de sanidad" y la utilización del estrado del Congreso para hablar de ella responde a "un ejercicio de demagogia y cinismo para tapar sus escándalos de corrupción", ha añadido.

Sánchez Rubio ha señalado que le gustaría haber oído dar explicaciones al presidente sobre "la oleada privatizadora de la Sanidad, que nunca hemos compartido los socialistas", o sobre "la gestión nefasta y opaca" en las nuevas terapias para la Hepatitis C y la crisis de Ébola, en la que consiguieron convertir "un tema de Salud Pública en una alarma social".

Asimismo, ha lamentado que el Gobierno de España "continúe con su estrategia de desprestigiar, deteriorar y desmantelar el Sistema Nacional de Salud, con el objetivo de ponerlo en manos de los mercados, a través de la privatización de los servicios sanitarios, como ya está ocurriendo en aquellas Comunidades en las que gobierna el Partido Popular".

ATAQUES DE RAJOY A LA POLÍTICA SANITARIA DE ANDALUCÍA

Para Sánchez Rubio, si el PP quisiera hablar con rigurosidad de la Sanidad andaluza y le importara su eficiencia "dejaría de torpedear sistemáticamente la subasta de fármacos. Reconocería que hemos evitado que más de 1,5 millones de pensionistas tengan que adelantar el dinero de sus medicinas, por valor de más de 85 millones de euros en total. Y también que Andalucía ha aprobado una convocatoria pública para la incorporación de 3.300 nuevos sanitarios al sistema público andaluz, la mayor oferta pública de empleo del Sistema Nacional de Salud".

"Hablaría de que hemos evitado que 90.000 personas sean excluidas de la asistencia sanitaria. Hablaría de que continuamos prestando tratamientos de Reproducción Humana Asistida a todas las mujeres, incluidas aquellas que no presentan patologías. Hablaría de que contamos con más de 1.500 centros de salud y 47 hospitales dentro de la red del Sistema Sanitario Público de Andalucía y la cartera de servicios más amplia del país. Hablaría de derechos de última generación como la atención bucodental que se presta a más de 900.000 niños o del acceso gratuito a medicamentos y productos sanitarios para menores de un año".

A su juicio, lo que al PP lo que le molesta es que "Andalucía cumple con la Sanidad Pública y nueve de cada diez andaluces están satisfechos con su centro de salud y su hospital. "Quién ataca a Andalucía y a la sanidad que tanto ha costado erigir, ataca con los andaluces y andaluzas", ha concluido.