Actualizado 06/04/2011 18:36:42 +00:00 CET

La salud de los japoneses no se verá afectada por la situación en Fukushima, según un experto de la ONU

Refugiados japoneses de Fukushima tras el tsunami
YOSHIKAZU TSUNO/GETTY

VIENA (AUSTRIA), 6 Abr. (Reuters/EP) -

La salud de la población nipona no se verá afectada por la situación en la central nuclear Fukushima-1, según ha asegurado este miércoles el director del Comité Científico de Naciones Unidas sobre los Efectos de la Radiación Atómica (UNSCEAR), Wolfgang Weiss, que ha confiado en que no ocurrirá "nada serio".

Weiss ha indicado que, "en términos de efectos medioambientales", el accidente ocurrido en Fukushima-1 no es tan peligroso como el de Chernobil (Ucrania), pero sí más grave que el de Three Mile Island (Estados Unidos) de 1979.

Respecto a los productos alimenticios contaminados, Weiss ha afirmado que "las cantidades de 1 milisievert" o "5 milisivierts" son "poca cosa en términos de impacto sanitario".

Además, Weiss ha confirmado que "se han detectado muestras de yodo en el aire de todo el mundo ahora", pero ha asegurado que "son muy, muy, muy inferiores a los índices detectados" tras el accidente de Chernobil.

Fred Mettler, un miembro del UNSCEAR, ha dicho que la exposición radiactiva de la población ha sido menor en el caso de Fukushima que en el de Chernobil, en parte gracias a que la central se encuentra al lado del mar, y ha subrayado que ambos casos son "muy diferentes".

Por otro lado, Weiss ha elogiado a las autoridades japonesas por iniciar pruebas para detectar cáncer de tiroides en niños, "el único efecto demostrado de Chernobil".