Publicado 27/07/2020 12:08:34 +02:00CET

La Sala Multiusos de Zaragoza, preparada para acoger hasta cien confinados desde este martes

Lambán pedirá en la Conferencia de Presidentes que todas las CCAA homologuen el volcado de datos sobre la pandemia

ZARAGOZA, 27 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Sala Multiusos del Auditorio de Zaragoza está preparada para acoger, desde este martes, hasta cien personas que deban pasar el confinamiento por la COVID-19, que sean asintomáticos o con síntomas leves y no puedan hacerlo en sus domicilios. El presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, y el alcalde, Jorge Azcón, han visitado este lunes el recinto, que gestionará Cruz Roja junto con personal del Servicio Aragonés de Salud (Salud).

Las cien camas instaladas en la Multiusos servirán como "alternativa" para quienes, por ejemplo, convivan con otras personas en sus domicilios y no puedan aislarse completamente. No es un hospital de campaña, como sí lo fue durante el estado de alarma, han resaltado Lambán y Azcón.

El alcalde de Zaragoza ha comentado que el número de camas es ampliable, aunque ha confiado en que "no sea necesario", y ha apuntado que el Ayuntamiento buscará otros espacios para acoger personas confinadas, si es preciso, recalcando la disposición del Gobierno local para "atajar" la propagación de la COVID-19. Las instalaciones cuentan con camas, sillas, taquillas y duchas para los pacientes.

El ingreso en la Multiusos será "voluntario" y debe servir para que estas personas no contagien a quienes les rodean. En esta etapa, muchos casos positivos son asintomáticos, han indicado Lambán y Azcón.

COLABORACIÓN

El presidente de Aragón ha hecho notar la "estrecha" colaboración con el Ayuntamiento de Zaragoza y ha insistido en que "la cooperación es fundamental", también la coordinación. Otros Ayuntamientos, como los de Fraga y Albalate de Cinca (Huesca), han establecido dispositivos similares, ha comentado Lambán, subrayando que "el éxito dependerá de que cooperemos".

El jefe del Ejecutivo autonómico ha considerado que en la ciudad de Zaragoza se ha producido una "tormenta perfecta" por varias circunstancias, como los numerosos eventos de ocio nocturno y fiestas privadas, que han obligado a establecer restricciones. También, que muchos trabajadores residentes en Zaragoza se han desplazado a otras comarcas a recoger fruta, trasladándose el foco "rápidamente" a la capital aragonesa, a lo que se suma el ocio juvenil.

Además, al ser una gran ciudad, con más de 700.000 habitantes, controlar la expansión del SARS-CoV-2 "es bastante más difícil que en los núcleos de población más reducidos".

El presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, ha afirmado este lunes que un nuevo confinamiento para evitar la propagación de la COVID-19 "sería letal para la economía aragonesa".

Ha apostado por "redoblar los esfuerzos para contener el contagio" en esta etapa de "meseta con altibajos", lo que debe servir para evitar las "consecuencias funestas" de un nuevo confinamiento.

Javier Lambán ha señalado que en las residencias de personas mayores se ha trabajado "bien" para evitar nuevos contagios, apuntando que en el barrio rural zaragozano de Casetas hay un espacio para atender a ancianos con síntomas leves.

En Aragón, se realizan unas 3.000 pruebas PCR diarias y hay 260 rastreadores de contactos, número que podría aumentar con la contratación de trabajadores sociales, sin tener que recurrir a las Fuerzas Armadas, a lo que se suma el trabajo de los profesionales de la Atención Primaria del Salud en la identificación de nuevos casos.

"Hasta que haya una vacuna, de una u otra forma vamos a estar conviviendo con el virus", ha observado Lambán, insistiendo en la necesidad de que colaboren todas las instituciones.

DATOS

En otro orden de cosas, Javier Lambán ha avanzado que en la próxima Conferencia de Presidentes, el 31 de julio en La Rioja, insistirá en la conveniencia de que todas las Comunidades autónomas homologuen el volcado de datos sobre la pandemia para que "cada Comunidad ocupe en la opinión pública el lugar que le corresponde", siempre sin generar "enfrentamientos" y sin "competir".

El Gobierno de Aragón ha apostado por la "transparencia" desde el inicio del estado de alarma, aportando "la mayor prolijidad posible", lo que continuará haciendo, ha dicho Lambán.

El presidente aragonés ha dejado claro que el Ejecutivo aragonés está haciendo todo lo que está en su mano para evitar la propagación de la COVID-19 y ha hecho "un llamamiento a la responsabilidad individual" para evitar la "falsa seguridad" de quienes se creen a salvo de la pandemia.

Contador