Sáenz de Buruaga ve necesario adaptar el sistema de trasplantes a las nuevas modalidades de donación

Actualizado 07/10/2014 1:56:20 CET
GOBIERNO

La consejera de Sanidad ha inaugurado el encuentro entre profesionales de la Administración de Justicia y la comunidad trasplantadora

SANTANDER, 27 Feb. (EUROPA PRESS) -

La vicepresidenta y consejera de Sanidad y Servicios Sociales, María José Sáenz de Buruaga, ha apelado este miércoles a la coordinación, la precisión y la agilidad para que el proceso de donación, extracción y trasplante de órganos se adapte con éxito a las nuevas modalidades de donación, como la donación en parada cardiocirculatoria.

Ante la progresiva disminución de donantes de órganos procedentes de accidentes, el sistema español de trasplantes se ha visto obligado a buscar nuevas formas de donación que, además de suponer nuevos retos desde el punto de vista clínico, plantean nuevas cuestiones médico-legales que es necesario afrontar de forma diligente y coordinada para que la obtención de órganos para trasplante resulte eficaz y a tiempo.

Sáenz de Buruaga, que ha inaugurado en Santander las XVI Jornadas de Encuentro de la Administración de Justicia y la Comunidad Trasplantadora, ha destacado cómo, "lejos de debilitarse, el sistema sale fortalecido" en este nuevo escenario, "gracias a la generosidad de los donantes y la calidad de los equipos profesionales", a través de nuevas fórmulas como la donación en parada cardiocirculatoria (o en asistolia) y la donación renal en vivo, que el año pasado creció un 5% a nivel nacional.

Los donantes en asistolia constituyeron en 2013 el 10% de todos los donantes en España -un 15% en Cantabria-. La gran mayoría de ellos son donantes 'judiciales', por lo que el hospital precisa una autorización del juez para extraer los órganos, una operación que hay que realizar con un límite de tiempo para que se puedan trasplantar.

REGULACIÓN

Los protocolos judiciales y clínicos a que están sujetas estas dos modalidades de donación están incluidos en el Real Decreto de 28 de diciembre de 2012, que regula la obtención y la utilización clínica de los órganos humanos destinados al trasplante, por lo que esta norma será ampliamente debatida y analizada durante este encuentro de los colectivos sanitario y judicial.

La vicepresidenta ha subrayado la relevancia de que funcionen los cuatro pilares que sustentan el sistema de trasplantes: alta tasa de donación, existencia de una legislación eficaz, calidad científica de los equipos sanitarios y diligencia de la Administración de Justicia.

De ahí, la importancia de que los profesionales de la Justicia, médicos forenses y jueces, conozcan las consecuencias de las negativas judiciales a la donación y la necesidad de articular fórmulas legales para que la instrucción de la causa judicial y la obtención de órganos para trasplante no se interfieran entre sí.

"No podemos olvidar -ha dicho María José Sáenz de Buruaga- que miles de personas viven en lista de espera, pendientes de un trasplante, y confían en el sistema, por lo que quienes formamos parte de ese sistema no podemos fallarles y por eso no podemos permitir que se pierda ni un solo órgano".

La consejera ha recordado durante la inauguración de las jornadas el "magnífico año" que 2013 ha resultado para Cantabria -comunidad con la segunda mejor tasa de donantes de España, 55,8 por millón de habitantes- y para Valdecilla, un "hospital de excelencia" en trasplante de órganos, que ocupa el primer lugar en trasplante cardiaco y el segundo en trasplante pulmonar y en trasplante de páncreas, y que se mantiene como centro de referencia. Prueba de ello es que el año pasado el 62% de los trasplantes se hicieron a pacientes de otras comunidades.

JORNADAS

Las jornadas de encuentro entre la comunidad trasplantadora y la Administración de Justicia se celebran en Santander desde hace 16 años para mejorar la coordinación de los colectivos implicados en la donación de órganos y conocer la problemática común y la particular de cada uno.

El objetivo es facilitar la labor de los médicos forenses y los jueces al instruir sumarios relacionados con la muerte de un donante potencial, de forma que sea posible obtener los órganos para trasplante sin perjuicio de la causa judicial.