Publicado 18/04/2020 18:18CET

SAE lamenta la muerte de dos técnicos de enfermería, una de ellos en Tomelloso

Una sanitaria del Hospital Severo Ochoa de Leganés durante el homenaje al enfermero de quirófano de 57 años fallecido por Covid-19.
Una sanitaria del Hospital Severo Ochoa de Leganés durante el homenaje al enfermero de quirófano de 57 años fallecido por Covid-19. - Ricardo Rubio - Europa Press

CIUDAD REAL, 18 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Sindicato de Técnicos de Enfermería (SAE) ha lamentado el fallecimiento de dos nuevos compañeros Técnicos en Cuidados de Enfermería por COVID-19, una en Tomelloso (Ciudad Real) y otro en el Hospital de Can Ruti, en Barcelona, siendo ya en total siete los profesionales de este colectivo, que pierden la vida por este virus.

El sindicato señala en un comunicado que "España lleva más de un mes sufriendo la crisis sanitaria producida por el virus y las reivindicaciones de SAE pasan por la realización de la prueba a todos los profesionales sanitarios y protección con EPIS adecuadas porque ninguno sanitario está gestionando esta emergencia con la previsión, eficacia, coordinación y precisión adecuadas".

A las miles de muertes que está causando el coronavirus, han asegurado desde el SAE, "hay que sumar las de los profesionales sanitarios que están perdiendo sus vidas en el ejercicio de su profesión por no contar con las medidas de seguridad adecuadas que garanticen su salud".

"Y esta cifra, lamentablemente, continuará creciendo mientras la clase política no empiece a gestionar el material y los recursos humanos de los centros asistenciales con el rigor que una situación como la que estamos viviendo merece", se quejan desde este colectivo.

Así, han hecho hacer llegar su más sentido pésame a las familias que están perdiendo a sus seres queridos y compartido con ellas "la tristeza que existe en cada una de estas despedidas que, si ya de por sí son duras, la imposibilidad de poder contar con el apoyo y el abrazo reconfortante de amigos y familiares las hacen aún más difíciles".

"Por ello vamos a seguir exigiendo las medidas de protección adecuadas y la realización de las pruebas para todos ellos, pues es la única manera de controlar la epidemia y los recursos humanos con que cuenta la sanidad. Es urgente que esto ocurra, pues las fuerzas físicas y mentales de todos los profesionales sanitarios empiezan a estar al límite", explica Isabel Lozano, secretaria de Comunicación de SAE.