Publicado 08/02/2021 13:23CET

Los "sabotajes" en el Zendal cesan tras la denuncia de la Comunidad, que culpa a "alguien que conoce su funcionamiento"

Una enfermera trata a un enfermo en el Hospital de Emergencias Isabel Zendal
Una enfermera trata a un enfermo en el Hospital de Emergencias Isabel Zendal - Eduardo Parra - Europa Press

MADRID, 8 Feb. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid ha informado de que los "sabotajes" en el Hospital Enfermera Isabel Zendal han cesado tras la denuncia que interpuso el Gobierno regional, y ha señalado como culpable de los hechos a "alguien que conoce el funcionamiento del hospital".

En una entrevista concedida esta mañana a 'Onda Madrid', y recogida por Europa Press, Escudero ha calificado estos acontecimientos como "de extrema gravedad" y ha lamentado la alteración del funcionamiento de la sala de conectividad, que se hayan colocado "uniformes sucios en zonas limpias" y que se ha robado en taquillas.

"Se activó la alarma del hospital a altas horas de la mañana. Tiene que ser alguien que conozca el funcionamiento y los horarios de cuándo hay menos gente y en qué zonas", ha aseverado.

Así, el consejero ha apuntado que ahora se está "en manos de la Policía Nacional" y que el Gobierno autonómico "confía en su capacidad de detectar quiénes son los que han cometido estos hechos que son incalificables".

NO CESARÁN A LA GERENTE DEL PRÍNCIPE DE ASTURIAS

En este sentido, Escudero ha remarcado la decisión de la Consejería de Sanidad de no cesar a la gerente del Hospital Príncipe de Asturias de Alcalá de Henares, Dolores Rubio, tras hacerse pública una conversación privada en la que insinuaba que habría que retirar el teléfono móvil a los pacientes que se negasen a ir al Zendal.

El consejero ha comentado que "lo importante es que esa medida nunca se ha puesto en marcha", que "no hay ninguna directriz" por parte de Sanidad ni de los hospitales y que "jamás se va a hacer".

"Es una conversación de ámbito privado y ahí no tenemos que darle más importancia. Es un hecho privado y no ha tenido repercusión ni la va a tener", ha zanjado.