Roche presenta un dispositivo automático que facilita la inserción del cateter de su bomba de insulina

Actualizado 03/04/2007 15:16:38 CET
-

MADRID, 3 Abr. (EUROPA PRESS) -

Roche Diagnostics ha lanzado un dispositivo automático que facilita la inserción del catéter de su bomba de insulina, lo que reduce "al mínimo" la molestia para el usuario, informó ayer la compañía en un comunicado. Según Roche, esto ayudará, sobre todo, a los pacientes más reacios al proceso de punción, mejorando su adhesión al tratamiento y también a los que al empezar este tipo de terapia quieran estar seguros de la correcta colocación del set de infusión.

El dispositivo, denominado 'Accu-Ch0eck' Link Assist, está desarrollado para permitir una aplicación de su set de infusión Accu-Check FlexLink "de forma extremadamente sencilla y cómoda para la persona con diabetes en tratamiento con micro-infusora de insulina". La automatización que permite el dispositivo garantiza una inserción "con el máximo control y de forma prácticamente indolora", señaló.

Roche explicó que este equipo, que cabe en la palma de la mano, es muy fácil de usar tanto por el paciente como por un cuidador eventual. La aplicación del catéter se realiza en tres pasos: primero se introduce el set de infusión en el 'Accu-Check' Link Assist, luego se prepara la zona de aplicación según las indicaciones del profesional sanitario y, por último, se introduce la cánula flexible en el tejido adiposo subcutáneo, simplemente accionando el dispositivo. El diseño de 'Accu-Check' Link Assist permite la introducción del catéter en un ángulo de 90 grados sobre la piel, lo "que resulta óptimo para la infusión de la insulina".

El rendimiento del aparato ha sido garantizado para un mínimo de 300 aplicaciones, lo que equivale a una vida útil de dos años del dispositivo, considerando la renovación del catéter cada dos o tres días. El dispositivo es de uso individual y ha sido diseñado específicamente para la colocación del set de infusión 'Accu-Check' FlexLink.

Según Roche, los beneficios han sido respaldados en un estudio clínico presentado recientemente en la reunión del European Diabetes Technology and Transplantation, celebrada en Francia. Los datos confirman que el 97 por ciento de los participantes consideraron que el dispositivo es fácil de usar y el 91 por ciento afirmó que la aplicación automática del catéter de insulina reducía el dolor.