El riesgo sanitario por contaminación radiactiva en Japón y en otros países cercanos es bajo

Actualizado 14/03/2011 12:09:22 CET
KYODO KYODO / REUTERS

OSLO, 14 Mar. (Reuters/EP) -

El riesgo sanitario es bastante bajo y la posibilidad de que otros países se vean afectados por el desplazamiento de radiación a través del viento está descartada, según ha asegurado Malcolm Crick, el secretario del Comité Científico de la ONU sobre los Efectos de las Radiaciones Atómicas.

"Por el momento, no es un problema serio para la salud pública", ha dicho Crick. "Esto no es como Chernóbil", ha añadido.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha coincidido con Crick en afirmar que el riesgo para la salud pública tras los accidentes en las plantas nucleares de Japón es "bastante bajo".

La portavoz de la OMS, Christy Feig, ha confirmado que no ha recibido ninguna petición de movilizar a la Red de Asistencia para Emergencias Médicas relacionadas con la Radiación (REMPAN, en sus siglas en inglés), un comité de expertos en radiación creado tras la catástrofe de Chernóbil.

Crick ha sostenido que los efectos perjudiciales, tales como el yodo radiactivo, pueden ser contenidos si el reactor es sellado, en referencia a los reactores 1 y 3 de la central Fukushima-1.

Este domingo el secretario jefe del Ejecutivo japonés, Yukio Edano, ha afirmado que el reactor 1 de la central Fukushima-1 podría haber sufrido una fusión nuclear parcial --lo que supone un alto riesgo de liberación de radiación-- y podría estar cerca de producirse en el reactor 3.

Sin embargo, Robert Engel, un ingeniero nuclear con amplia experiencia en situaciones de este tipo, ha sostenido que una fusión parcial "no es un desastre" y que una fusión completa es bastante improbable que suceda.

El Gobierno japonés ha decidido inyectar más agua del mar en el reactor 3 para enfriar el reactor y evitar que se produzca la fusión parcial, según la agencia de noticias japonesa Jiji.

Respecto a un posible riesgo de extensión de elementos radiactivos a otros países a través del viento, Lennart Carlsson, director de Seguridad de las centrales nucleares en Suecia, ha asegurado que el viento "está soplando hacia el Pacífico". "No creo que vaya a haber problemas en otros países", ha añadido. Esta misma predicción ha sido elaborada por la Agencia Estatal de Meteorología de Japón.

Robin Grimes, director del Centro de Ingeniería Nuclear en el Imperial College de Londres, ha afirmado que "no hay ningún riesgo de que se escape radiación y se extienda a otros países", ya que "probablemente, todavía esté intacta la estructura del núcleo.