Publicado 29/04/2021 15:32CET

Revilla insiste: "Terminado el estado de alarma, Cantabria queda desconfinada"

Archivo - Miguel Ángel Revilla presidente de Cantabria
Archivo - Miguel Ángel Revilla presidente de Cantabria - JUAN MANUEL SERRANO ARCE EUROPA PRESS - Archivo

SANTANDER, 29 Abr. (EUROPA PRESS) -

El presidente regional, Miguel Ángel Revilla, ha insistido este jueves en que si no se prorroga el estado de alarma el próximo 9 de mayo, la comunidad autónoma levantará su confinamiento perimetral: "Ya lo he dicho. Esa es una competencia del presidente. Yo, el día 9, terminado el estado de alarma... Cantabria queda desconfinada".

Así lo ha reiterado el regionalista a preguntas de los periodistas, a los que ha vuelto a manifestar que la comunidad quedará "desconfinada" esa fecha, para la que espera que el Gobierno de España articule mecanismos o dé orientaciones a aquellas autonomías que estén en una situación "grave" por la pandemia del coronavirus y con índices "preocupantes" de contagios, y que podrían requerir decisiones distintas a las de otros territorios.

"Hay comunidades que están muy tocadas ahora, otras menos, pero si el estado de alarma desaparece el día 9, Cantabria automáticamente queda abierta, independientemente de que otras comunidades puedan abrir o cerrar", ha sentenciado Revilla.

Al hilo de esto último, ha reflexionado que las comunidades que sigan cerradas por la incidencia del Covid, "tendrán que tener algún soporte jurídico propio o del Gobierno de la Nación". Así, ha planteado la posibilidad de que se pueda extender el estado de alarma a aquellos territorios que lo soliciten o que se considere necesario prolongar "por razones de la virulencia de la pandemia". Pero, ha reiterado a los medios, "Cantabria, el día 9, queda desconfinada.

Cuestionado por si consideraría lógico que haya leyes 'ad hoc' para esas autonomías, el presidente cántabro ha contestado que depende de la situación de cada territorio. "Cuando alguien quiera cerrar porque tiene una situación complicada, pues tendrá probablemente que pedir una autorización para llevar a cabo la continuidad de ese confinamiento a los tribunales superiores de justicia de cada territorio. Y en eso tampoco está claro que haya unanimidad, porque las mismas decisiones que tomó Cantabria, y que han tenido siempre el respaldo de los jueces, las tomó Euskadi, y los tribunales se lo han echado atrás", ha recordado, en referencia al cierre de la hostelería.

Para finalizar, Revilla considera importante que para el día 9 haya una "curva" -de contagios, que no meseta-, "descendiendo" y cree que eso, "a medida que vayamos vacunando a las personas, se va a notar". A este respecto, ha indicado que en Cantabria se han puesto, en los últimos tres días, 16.200 vacunas.

"Es una pena que no nos lleguen muchas más, porque estamos con capacidad logística para poder vacunar, si llegara el caso, hasta a 20.000 personas al día, si llegaran vacunas. Y, desde luego, esa es la solución definitiva a este problema. Lo demás son parches. Vacuna, vacuna y vacuna", ha concluido.

PROTESTA HOSTELEROS

Preguntado por la nueva protesta protagonizada por un grupo de hosteleros, que ha cifrado entre 15 ó 20, ha vuelto a insistir, como ya había dicho en el interior del Palacio, que "es lógico y normal" y que los comprende. "¡Cómo no les voy a comprender! Si yo estuviera en su caso, pues, probablemente no sé si haría lo mismo, pero estaría enfadado".

Ha reiterado que en Cantabria se está haciendo "lo que se hace en todos los lugares serios del mundo, con rigor, atendiendo a los criterios sanitarios exclusivamente, que son los que tienen que ponerse en marcha en estos momentos y yo creo que con buen resultado".

"Es duro", ha reconocido, pero, mientras tanto, desde el Gobierno se han habilitado fondos, "no en la cuantía suficiente quizá", con el fin de "paliar el desastre que tienen sobre todo determinados negocios como son los del ocio nocturno".

También ha asumido que es el presidente de Cantabria "y es al que hay que culpar de las cosas", aunque "no pinta absolutamente nada en las medidas sanitarias, estaría bueno".

Al hilo, ha recordado que ha estado confinado 10 días y ha recibido instrucciones por WhatsApp en su teléfono "sin saber quien era yo porque era una clave". "He hecho el confinamiento, estoy con la primera dosis de la vacuna, y cumpliendo como ciudadano y uno más, los turnos y los lugares que me dicen que tengo que estar", ha remachado.

"Es que esto es una pandemia, yo sé que hay gente que muy enfadada, pero la responsabilidad de un político no es la responsabilidad sanitaria, que lo es, pero no de las medidas que Sanidad toma", ha reiterado Revilla, para quien "la responsabilidad máxima es preservar la salud de los ciudadanos y que no se nos colapsen los hospitales" ni las UCI, cuando hay comunidades autónomas "que están en el 50 por ciento" de personas en estas unidades.

Revilla ha dicho también que es "optimista" y cree que a finales de junio se habrá vacunado al 60 por ciento de la población en Cantabria, por lo que será "un panorama muy distinto". "Y a medida de que vayamos teniendo datos más positivos, que espero que empiecen a llegar dentro una semana, iremos tomando medidas menos restrictivas, no yo, sino Sanidad, porque sé que están en esa línea", ha recalcado.

Contador