Publicado 04/04/2022 19:29

Representantes sanitarios y sociales reclaman mayor voluntad política, formación y abordaje multidisciplinar para el VIH

La presidenta de CESIDA, Reyes Velayos, en la X Jornada de Salud Pública sobre el VIH en el Congreso de los Diputados, junto a a la jefa de Unidad Infecciosas, María José Galindo, la jefa de área asistencial del PNS, Rosa Polo y José Jesús Guillén.
La presidenta de CESIDA, Reyes Velayos, en la X Jornada de Salud Pública sobre el VIH en el Congreso de los Diputados, junto a a la jefa de Unidad Infecciosas, María José Galindo, la jefa de área asistencial del PNS, Rosa Polo y José Jesús Guillén. - CESIDA

MADRID, 4 Abr. (EUROPA PRESS) -

Representantes sanitarios y sociales han reclamado este lunes mayor voluntad política para hacer frente a los objetivos de erradicación del VIH, así como para eliminar la estigmatización antes del 2030, a la vez que han solicitado fomentar una mayor formación en la sociedad, tanto a los profesionales como a los más jóvenes, y un abordaje multidisciplinar para que los pacientes "no se pierdan durante el camino del tratamiento".

Así lo han asegurado varios expertos que han asistido a la X Jornada de Salud Pública sobre el VIH en el Congreso de los Diputados, que ha organizado la International Association of Providers of AIDS Care (IAPAC), en colaboración con el Ministerio de Sanidad y con el apoyo de Gilead, que se ha celebrado en el marco el 40º aniversario del primer diagnóstico de VIH en España.

El evento ha celebrado dos mesas redondas en las que han participado la Jefa del Área Asistencial Secretaria del Plan Nacional sobre el Sida (PNS) del Ministerio de Sanidad, Rosa Polo; la doctora de la Unidad de Vigilancia de VIH del Centro Nacional de Epidemiología, Asunción Díaz; la doctora del Hospital Germans Tries(Barcelona), Eugenia Negredo: la vicepresidenta y directora general de Gilead, María Río; el director general de Salud Pública y Adicciones de la Región de Murcia, José Jesús Guillen; la presidenta de CESIDA, Reyes Velayos; y la jefa de la Unidad Infecciosas del Hospital Clínico Universitario de Valencia, María José Galindo.

En nombre de Sanidad, Rosa Polo ha reconocido que el principal objetivo que se contempla en el departamento público es conseguir los retos del VIH para 2030, que son disminuir en un 90 por ciento las infecciones, lograr que en el 95 de los casos sean diagnosticados, de esos casos el 95 por ciento obtenga una carga viral indetectable y, por último, eliminar el estigma.

Sin embargo, uno de los principales problemas a los que se enfrenta el sistema sanitario es que hay un trece por ciento de la población que desconoce que padece dicha enfermedad y, en ocasiones, ha apuntado Polo, se debe a la dificultad de las personas vulnerables para acceder a él.

En este sentido, Asunción Díaz ha apelado a la mejora de los sistemas de información de detección, puesto que los sistemas de tratamiento "están mas establecidos", con lo cual permiten realizar unas estimaciones "con mayor precisión" , y ha criticado la falta de recursos personales que es "exagerada".

"Lo que ocurre es que en nuestro ámbito solamente se pone de manifiesto, desafortunadamente, cuando las cosas van mal. Si las cosas van bien, epidemiología y vigilancia epidemiológica parece que no hace nada. Entonces, ahora, cuando ha habido una sobrecarga del sistema tan importante se ha puesto de manifiesto lo que lo que conocíamos los que trabajamos en esto y es la existe una dificultad en los recursos personales, exagerada. Ahora se nos están jubilando mucha gente y no tenemos relevo y esto se une a un déficit tecnológico muy importante también", ha lamentado.

Por su parte, Eugenia Negredo ha sostenido que una de las prioridades debe ser identificar perfiles de los pacientes porque "cada persona tendrá unas necesidades diferentes", por lo que ha pedido acotar el análisis. "Yo creo que es fundamental para lograr los próximos pasos disponer de equipos multidisciplinares que aborden las diferentes esferas que giran en torno al VIH, como la esfera social, funcional o económica", ha manifestado.

Asimismo, María Río, durante su intervención, ha elogiado el camino que han desarrollado todos los agentes sociales implicados en la enfermedad y que ha permitido pasar de una enfermedad mortal a una enfermedad crónica. "Tenemos que luchar por conseguir la curación aunque sabemos que es complicada pero hemos vista cómo se ha curado la hepatitis C", ha asegurado.

FORMACIÓN, COMUNICACIÓN Y FINANCIACIÓN

Durante la segunda mesa redonda, que se ha celebrado bajo el título 'Retos para alcanzar los objetivos de ONUSIDA 2030', los expertos han coincidido al señalar la importancia que debe tener la comunicación y la formación y han elogiado los actuales sistemas de alertas que se han implantado en algunas regiones.

"Los sistemas de alertas son un gran avance pero no son suficientes sin la formación profesional. En una experiencia en Murcia se ha comprobado que tras la formación de los médicos, los pacientes aumentaron la solicitud de pruebas y se diagnosticaron un mayor número de casos positivos", ha defendido José Jesús Guillén.

En este sentido, María José Galindo ha reafirmado la importancia de una buena comunicación para que el paciente "no se pierda por el camino" porque "en función de cómo se comunique ese caso, esa llegada al sistema será mejor y la aceptación del tratamiento será positivo" y, a su vez, ha apremiado a que los profesionales deben saber diagnosticar todas las comorbilidades de los pacientes con VIH.

"El 60 por ciento de las personas con VIH tienen otras patologías porque son mayores de 50 años y hacen que a veces se olviden de los otros tratamientos que tiene y no se toman sus medicinas. Entonces, es importante que utilicemos las consultas para tratar de manera global las otras enfermedades junto con el VIH y así reduzcamos las complicaciones a los pacientes y al resto de profesionales", ha expuesto.

En cuanto a la discriminación, Reyes Velayo ha lamentado que, después de 40 años, se haya fracasado en este asunto, a pesar de que ha reconocido el éxito clínico farmacológico contra el VIH, y ha asegurado que falta información en la sociedad para acabar con este tema. "Es falta de conocimiento y de información, por lo que la educación es básica", ha reafirmado.

Por último, tanto Reyes Velayos como María José Galindo, han subrayado que también se debe trabajar en disminuir la espera entre consultas médicas y acercar y reforzar la relación entre los sanitarios y los pacientes. "Es importante trasladar a los pacientes el mensaje de que ellos pueden hacer mucho por su salud pero se debe buscar sistemas para que puedan hacer llegar sus historias y así tener más contacto", ha defendido Galindo, quien no se ha aventurado a augurar una fecha en la que se erradicará el VIH aunque sí ha aseverado "que la curación llegará".

Al respecto, Reyes Velayo ha insistido en esta idea para erradicar el estigma, por lo que ha pedido formación sanitaria en los colegios .