Actualizado 13/05/2010 15:19 CET

Recorte.- Sanidad calcula que el nuevo recorte del gasto farmacéutico supondrá un ahorro de 1.300 millones de euros

La modificación de los precios de los medicamentos se hará efectiva a partir del próximo 1 de agosto, y "afectará también a los fármacos con patente"

MADRID, 13 May. (EUROPA PRESS) -

Las medidas de reducción del gasto farmacéutico anunciadas este miércoles por el Gobierno supondrán un ahorro estimado de 1.300 millones de euros para el Estado, que se derivarán en 1.050 millones de ahorro por la reducción de precios de medicamentos y en torno a los 250 millones por la modificación y ajuste de los envases y las prescripciones de los medicamentos a las necesidades del paciente.

Así lo ha confirmado este jueves el secretario general de Sanidad, José Martínez Olmos, durante la presentación de un plan para la reducción del consumo de sal entre la población española. En concreto, Olmos ha explicado que la modificación de los precios de los medicamentos se hará efectiva a partir del próximo 1 de agosto, y "afectará también a los fármacos con patente" no incluidos en el sistema de precios de referencia.

En este sentido, experimentarán un mayor recorte aquellos medicamentos "que más tiempo lleven en el mercado", es decir, si las patentes tienen un periodo de validez de aproximadamente 10 años, "los fármacos que lleven 8, 9 ó 10 años en el mercado serán los primeros que verán reducido su precio", ha señalado Olmos.

Según ha afirmado la ministra de Sanidad y Política Social, Trinidad Jiménez, "son medidas difíciles y duras de adoptar" pero que "están encaminadas a fortalecer la sostenibilidad y equilibrio del Sistema Nacional de Salud (SNS)". En este sentido, y ante las críticas de la patronal de las farmacéuticas en España (Farmaindustria) a los recortes, Jiménez ha subrayado que "Sanidad tiene un profundo respeto por la industria farmacéutica y entiende su reacción, que defienda sus intereses".

No obstante, "la factura farmacéutica del SNS asciende hasta casi los 15.000 millones de euros anuales y convierte al Gobierno en el principal cliente de este sector", ha señalado. En cualquier caso, la ministra ha adelantado que "es muy complicado que se aborden nuevos recortes" para el sector farmacéutico. "Hemos exigido mucho a la industria y creemos que ya es suficiente", ha apuntado.

TRASLADAR LA EXPERIENCIA HOSPITALARIA

Respecto al ajuste de los envases a las cantidades estándar prescritas y la dispensación de fármacos unidosis, el número dos de Sanidad ha comentado que la idea es "trasladar con ello lo que ya se hace en las farmacias hospitalarias al público en general". A este respecto, Olmos ha avanzado la próxima modificación la Ley de garantías y uso racional de los medicamentos y productos sanitarios para la adaptación a las nuevas medidas.

Por otra parte, y en referencia al recortes salariales de los funcionares públicos, la ministra ha aseverado que "son medidas muy estudiadas condicionadas por la coyuntura internacional". "En épocas de superávit se han subido los sueldos de los funcionarios un 16 por ciento en los últimos cinco años; ahora hay que pedir un esfuerzo a todos para aceptar estas medidas si queremos proteger a España de los ataques de los especuladores financieros", ha subrayado.