Actualizado 22/11/2010 13:40:29 +00:00 CET

Se reconoce "algún escape" en el "expolio por goteo" en el Samur

MADRID, 22 Nov. (EUROPA PRESS) -

El director general de Emergencias del Ayuntamiento de Madrid, Alfonso del Álamo, ha reconocido la existencia de "algún escape" dentro de los procesos de control del material del Samur pero ha insistido en que fue el propio servicio y no una investigación policial lo que permitió sacar a la luz el "expolio por goteo" que se estaba cometiendo desde 2007 por parte de un "descuidero", que dirigía el "material distraído" a la unidad de Protección Civil de Robledo de Chavela, donde también trabajaba como responsable.

"No ha habido investigación, no ha habido acción policial, ha sido la propia dinámica del servicio (del Samur) la que resuelve el expolio por goteo terriblemente difícil de imputar y que de darse en un entorno menos comprometido con el servicio ni se hubiera detectado, mucho más cuando el descuidero en cuestión operaba sin animo de lucro", ha argumentado Del Álamo en la comisión ordinaria de Seguridad y Movilidad.

También ha puntualizado que los robos no pueden calificarse de millonarios y que todo el material del Samur pasa por hasta ocho procesos de control para evitar fugas. Esto ha servido al portavoz de Seguridad de IU, Ángel Lara, para poner en duda la rigurosidad de estos métodos ya que entre lo sustraído y encontrado en el Ayuntamiento de Robledo de Chavela se encuentran "20 camillas de emergencia, máscaras de respiración autónoma, ecocardiógrafos de última generación, tensiómetros, chalecos antifragmentación, una planta potabilizada, teléfonos, cascos, grupos autónomos de respiración, equipos de detección de gases, explosiómetros y desfibriladores".

Después de recordar que CC.OO. pidió una comisión de investigación por estos hechos, Lara se ha preguntado cómo no se detectó antes estos robos, que empezaron en 2007. "Es que una planta potabilizadora no se puede llevar debajo del brazo", ha ironizado.

Por su parte, Del Álamo ha asegurado que desde hace tres años se han ido poniendo estos hechos en conocimiento de la Policía Nacional en forma de denuncias, hasta una veintena. Ninguna de ella ha tenido "retroalimentación" por parte de ese Cuerpo y "nadie se ha personado en las dependencias del Samur, de hecho es este servicio el que sospecha de una persona", una sospecha que acaba con la detención de este funcionario, también jefe de la unidad de Protección Civil de Robledo.

"No ha habido investigación ajena al servicio, no ha habido una investigación de la Guardia Civil que lleve al esclarecimiento de un hecho ya que es el servicio (del Samur), por su diligencia, el que ha puesto en comunicación los hechos probados", ha reiterado Alfonso del Álamo. A eso ha unido que el Samur ha intervenido en 535.000 asistencias en la vía pública en los últimos tres años, algunas de ellas prestando cobertura a actos multitudinarios de 15.000 personas, lo que hace que a veces se trabaje en "entornos difíciles de controlar".

Según el director general de Emergencias, se puede haber producido "algún escape" en los 90.000 procedimientos de control del material, una situación que será reforzada, como ha adelantado. "La especial naturaleza del servicio prestado, su contingencia ocasional, la puesta en marcha masiva e inmediata de equipos puede suponer ocasionalmente fugas en esos controles, mucho más cuando las sustracciones procede de personal que opera desde dentro y que, de forma general, no conlleva una estrategia de sospecha más allá de lo razonable, tanto por el respeto al conjunto del personal como por el impacto que supondría en rapidez y eficacia en la respuesta", ha argumentado.

Del Álamo también ha salido en defensa del alcalde de Robledo señalando que confió en "la mejor de las coartadas" aportada por el "descuidero", que no es otra que la "reconocida generosidad del Samur a la hora de donar material usado a otras instituciones, lo que probablemente indujo a un error (al alcalde de la localidad) ya que no tiene que ser experto en material".

"Si este señor (el detenido) decía 'mira lo que me ha regalado el Samur' pues lo creía, igual que cuando le donamos una ambulancia usada lo creyó", ha zanjado.