Actualizado 09/04/2010 18:11:09 +00:00 CET

Recomiendan un test de clamidias cada vez que se cambie de pareja

MADRID, 9 Abr. (EUROPA PRESS) -

Investigadores de la Universidad de Londres (Reino Unido) consideran que las mujeres deben someterse a un análisis para detectar una posible infección por clamidia cada vez que cambien de pareja sexual, después de haber concluido un estudio que demuestra que no basta con las revisiones anuales para detectar a tiempo esta enfermedad de transmisión sexual.

En esta investigación, cuyos resultados han sido publicados en el último número del 'British Medical Journal', participaron 2.500 estudiantes de entre 16 y 27 años, de quienes se tomó una muestra de cuello uterino al inicio del estudio que se remitió un año después, comprobando que la mayoría de casos se detectó en aquellas que habían dado negativo en el primer análisis.

Estos resultados evidencian que estas mujeres pudieron haberse contagiado en este período de 12 meses después de la primera prueba, por lo que "el mensaje crucial es que as mujeres deben someterse a un análisis cada vez que cambian de pareja sexual", aseguró la profesora Pippa Oakeshott, encargada de dirigir este estudio.

Además, gracias a una detección precoz, entre las estudiantes a las que se les detectó clamidias el tratamiento antibiótico utilizado consiguió reducir en un 80 por ciento el riesgo de enfermedad pélvica.

La clamidia está causada por la bacteria 'Chlamydia trachomatis' y se transmite durante las relaciones sexuales tanto por vía vaginal, anal u oral. Dado que en el 75 por ciento de estos casos no hay síntomas que adviertan de la infección, los expertos insisten en que la única forma de detectar la bacteria es sometiéndose a una prueba, ya que de no combatirse puede provocar complicaciones como inflamación pélvica o esterilidad, al tiempo que también se puede transmitir al bebé durante un parto vaginal.

Sin embargo, las enfermedades pélvicas de tipo inflamatorio pueden estar provocadas por otras bacterias, de ahí que Oakeshott pidieses "llevar a cabo otros análisis" aunque, matizó, "la detección de clamidia y gonorrea es una buena forma de empezar".

Para ello, pidió que los análisis para la detección de infecciones sexuales estén más disponibles para los jóvenes, por ejemplo, en bares, discotecas y universidades, al tiempo que deben regularizar estos análisis en todos los programas nacionales de salud.

Tan sólo en Estados Unidos, los Centros de Prevención y Control de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) detectan más de un millón de casos de clamidia cada año pero, dado que muchas mujeres no saben que padecen esta bacteria, la cifra de afectados podría ascender hasta los 2,5 millones de mujeres de entre 14 y 39 años.