Actualizado 20/02/2007 17:41 CET

Recibe el alta la primera recién nacida superviviente de una gestación de sólo 23 semanas

MADRID, 20 Feb. (EUROPA PRESS) -

Los médicos del Baptist Children's Hospital de Miami (Estados Unidos) dieron hoy el alta a Amalia Sonja Taylor, la bebé estadounidense que logró sobrevivir a un periodo de gestación de sólo 23 semanas y nació el pasado 24 de octubre con un peso de 284 gramos y una estatura de 24,13 centímetros. La pequeña, que fue traída al mundo mediante cesárea, mide actualmente 65 centímetros y pesa dos kilos.

De este modo, se convirtió en el recién nacido prematuro que ha logrado sobrevivir tras el periodo de gestación más corto registrado hasta ahora en todo el mundo, ya que la pediatría moderna fija el límite de supervivencia en partos de 23 o 24 semanas y bebes de 500 gramos, y pese a que los embarazos a término se producen entre las 37 y las 40 semanas de gestación.

Los neonatólogos que la atendieron en el Baptist Children's Hospital están convencidos de que se trata del primer bebe conocido que sobrevive a un periodo de gestación inferior a las 23 semanas. "No éramos muy optimistas", explicó el doctor William Smalling, jefe del equipo médico, pero "ella nos ha demostrado que estábamos equivocados".

Amilia permaneció en una incubadora desde su nacimiento y ha estado sometida a respiración asistida. A partir de ahora, continuará en su casa recibiendo de momento una pequeña cantidad de oxígeno y estará conectada a un monitor para seguir su respiración. "Estará en una cuna normal, y tomará alimentación normal", afirmó su hasta ahora cuidador.

Durante su convalecencia, la pequeña experimentó problemas respiratorios, una pequeña hemorragia cerebral y algunos problemas digestivos, pero ninguna de estas deficiencias se espera que le cause problemas de por vida, según afirman unos ahora optimistas médicos. "Puede haber complicaciones con los pulmones y cosas así, pero lo más importante es el cerebro", explicó el doctor Paul Fassbach, que ha cuidado a Amilia desde su segundo día de vida. En todo caso, afirmó que el "pronóstico es excelente".

La pequeña es la primera hija de Eddie y Sonjia Taylor, residentes en la ciudad de Homestead, y el haber sido concebida por fertilización in vitro hizo posible calibrar exactamente el tiempo de gestación. El hospital ha distribuido fotos posteriores al parto, en el que un médico sostiene entre los dedos pulgar e índice de su mano las diminutas piernas de la pequeña.

SE SUPERAN LOS LÍMITES

Según un reciente informe en la revista 'Anales de Pediatría' en los últimos 10 años hemos asistido a una auténtica revolución en el mundo de los niños prematuros. El uso generalizado de los corticoides prenatales y el surfactante, así como los grandes avances conseguidos en las unidades de cuidados intensivos neonatales (UCIN) han llevado a situar al límite de la prematuridad o de la viabilidad en la 23-24 semana de gestación y en los 500 gramos de peso.

Todo ello ha llevado a que nuestras unidades neonatales estén pobladas por niños cada vez más inmaduros, más pequeños, con un comportamiento normal o fisiológico del que apenas conocemos algo, con unas respuestas orgánicas que desconocemos y en donde la mayoría de las medidas terapéuticas y preventivas no están basadas en la evidencia sino muchas veces en el más puro empirismo, señala esta publicación científica.