Publicado 11/03/2022 12:11

La Real Academia de Medicina muestra su "profunda preocupación" por la situación humanitaria en Ucrania

09 March 2022, Ukraine, Lviv: Olga says goodbye to her boyfriend Volodimir as soldiers heading east to the front lines in the war with Russia at a train station in Lviv.
09 March 2022, Ukraine, Lviv: Olga says goodbye to her boyfriend Volodimir as soldiers heading east to the front lines in the war with Russia at a train station in Lviv. - -/RMV via ZUMA Press Wire/dpa

MADRID, 11 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Real Academia Nacional de Medicina de España (RANME) ha mostrado su "profunda preocupación" por "la pérdida de vidas humanas y por los numerosos heridos y afectados que está generando la guerra en Ucrania".

A través de un comunicado, han manifestado su "solidaridad" con el pueblo de Ucrania y con los médicos, el personal sanitario y los investigadores en las ciencias de la salud, "cuyas vidas, actividades y proyectos se ven actualmente truncados por la invasión rusa".

"Es también una preocupación compartida por todas las Academias de Medicina de Europa el impacto que la actual guerra en Ucrania va a tener sobre la salud física y mental de los ciudadanos ucranianos, sobre su sistema de salud y sobre la capacidad de su personal médico y sanitario para poder proporcionar una correcta atención médica en unas circunstancias tan extremas como las actuales, en las que al conflicto bélico se une la situación derivada de la pandemia y la existencia de una crisis económica generalizada; todo ello, causa de grandes inequidades en materia de salud", añaden al respecto.

Por último, advierten sobre las consecuencias que pueden derivarse de una posible liberación de material radioactivo procedente de daños en las antiguas y actuales centrales nucleares, lo que constituye "motivo de gran preocupación" para las Academias de Medicina europeas por "la quiebra del concepto de salud global o, lo que es lo mismo, el concepto de 'una sola salud'".

Finalmente, hacen finalmente un llamamiento a las autoridades para que "busquen soluciones a la grave situación bélica planteada, para que evalúen y consideren los ingentes riesgos que implica para la salud regional y europea, y para que solventen las consecuencias sanitarias ya generadas y prevengan las que surgirán en el futuro".