RDC confirma un segundo caso de ébola en la ciudad de Goma, cerca de la frontera con Ruanda

Publicado 31/07/2019 9:29:40CET

MADRID, 31 Jul. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades de República Democrática del Congo (RDC) han confirmado este martes que ha sido detectado un segundo caso de ébola en la ciudad de Goma, situada cerca de la frontera con Ruanda.

Giscard Kusema, miembro del equipo de prensa de la Presidencia congoleña, ha detallado que el paciente es un minero que llegó a la ciudad desde Mongwalu, situada en la provincia de Ituri (noreste).

Asimismo, ha recalcado que "la población no está en peligro" y que "la situación está bajo control". "Todos los contactos han sido ya identificados", ha agregado, según el portal local de noticias Actualité.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró el 18 de julio el brote como una emergencia de salud pública internacional, un día después de que se detectara un primer caso en Goma, una ciudad de dos millones de habitantes.

El paciente era un pastor evangelista que llegó a la ciudad desde Butembo --una de las más afectadas por el brote-- y que falleció posteriormente en un centro médico.

Según los últimos datos facilitados por el Ministerio de Sanidad de RDC, el brote declarado en agosto de 2018 ha dejado hasta la fecha 2.592 casos --2.498 confirmados y 94 probables-- y 1.743 fallecidos.

La OMS señaló la semana pasada que trabajará con las autoridades del país africano para usar un segundo tipo de vacuna para hacer frente al brote de ébola.

El exministro de Sanidad Oly Ilunga se opuso a esta nueva vacuna, si bien dimitió el 22 de julio en respuesta a la decisión del presidente, Félix Tshisekedi, de ocuparse personalmente de la situación.

UNICEF NECESITA TRIPLICAR SU PRESUPUESTO PARA HACER FRENTE A LA CRISIS

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) ha alertado de que necesita triplicar su presupuesto para hacer frente a la "compleja crisis" que atraviesa el país, donde hay cerca de 700 casos de niños infectados, el 57 por ciento de ellos menores de cinco años.

"Esta proporción de niños afectados por un brote de ébola carece de precedentes", ha indicado en un comunicado el especialista de UNICEF en materia de sanidad Jerome Pfaffman.

El presupuesto en cuestión tendría que incluir unos 70 millones de dólares en actividades de control de la epidemia, 30 millones para permitir que las comunidades en riesgo puedan hacer frente a la enfermedad y otros 70 millones para ofrecer los servicios especiales que sean necesarios.

"Esta respuesta al ébola es mucho más compleja porque se encuentra en una zona de conflicto activa. Las personas que viven en Kivu Norte e Ituri se enfrentan a una emergencia de salud pública y una crisis humanitaria al mismo tiempo", ha aseverado.

Ambas provincias, además, se enfrentan a un gran brote de sarampión. En Ituri, aproximadamente la mitad de las instalaciones de salud se han visto dañadas o destruidas durante los combates en los últimos dos años.

Según UNICEF, también existe un desplazamiento masivo en la zona. "Acabamos de completar una primera campaña de vacunación en la capital provincial, Bunia, donde vacunamos a más de 40.000 niños contra el sarampión. Pero necesitamos vacunar a muchos más niños, contra toda la gama de enfermedades, para protegerlos de todos los riesgos de salud pública a los que están expuestos", ha explicado Pfaffman.

El texto de la agencia de la ONU insiste en que "no se puede hacer frente al brote a menos que las comunidades estén completamente movilizadas".

Contador