La radioterapia después de la cirugía del cáncer de mama reduce los riesgos de recurrencia en mujeres mayores

Actualizado 22/01/2007 19:30:10 CET

MADRID, 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

La radioterapia después de un tratamiento quirúrgico de conservación de la mama en el caso de este tipo de tumor reduce la recurrencia y evita el desarrollo de tumores de mama adicionales en mujeres de edad avanzada con la enfermedad en sus fases iniciales, según un estudio de la Universidad de Boston que se publica en la revista 'Cancer'.

El estudio sugiere que las mujeres también pueden beneficiarse de los cinco años de tratamiento con tamoxifeno recomendados en los tumores que responden ante hormonas. En mujeres de más de 65 años que no recibieron radiación después de la cirugía el riesgo de recurrencia local o regional aumentó hasta 3,5 veces.

Las mujeres de 65 años poseen el mayor riesgo de desarrollar cáncer de mama y constituyen hasta el cincuenta por ciento de los casos diagnosticados. Sin embargo, son menos propensas a recibir la terapia estándar, en concreto la radioterapia después del tratamiento quirúrgico conservador, en comparación con las pacientes más jóvenes.

Los investigadores realizaron el seguimiento durante diez años de 1.837 mujeres de más de 65 años que fueron tratadas con cirugía en casos de cáncer de mama en fases iniciales para examinar el impacto del tratamiento sobre la recurrencia y tumores de mama adicionales en este tipo de población.

Los investigadores descubrieron que, independientemente de la edad o las enfermedades asociadas, quienes pasaban por la cirugía y no por la radioterapia eran más propensas a la recurrencia o a padecer tumores de mama adicionales en comparación con mujeres que pasaron por la cirugía conservadora y la radioterapia o sólo por la mastectomía.

Además, los investigadores descubrieron que las mujeres que recibían menos de un año de tamoxifeno eran más propensas a la recurrencia de la enfermedad o al desarrollo de nuevos tumores de mama en comparación con mujeres que completaron el tratamiento de cinco años recomendado.