Actualizado 23/03/2017 13:40:39 +00:00 CET

PVasco.-Parlamento vasco pide a Salud que incluya a todos los parados en las ayudas al copago farmacéutico

Reclama al Gobierno vasco "medidas" para "derogar definitivamente" los copagos establecidos por el Gobierno de Rajoy

VITORIA, 23 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Parlamento vasco ha pedido al Departamento de Salud del Gobierno vasco que modifique el decreto vasco que da acceso a las ayudas para adherencia al tratamiento farmacológico, para incluir a todas las personas desempleadas, ya que hasta ahora el decreto nacional solo exime del pago a los parados sin derecho a subsidio.

EH Bildu ha llevado a la Cámara una iniciativa para evitar que el "repago" de los medicamentos afecte a las personas paradas y pensionistas. La coalición ha acordado un texto con PNV, PSE y Elkarrekin Podemos, que ha salido adelante con el apoyo de estos grupos y el rechazo del PP que ha defendido el decreto aprobado por el Gobierno de Rajoy.

En el texto, el Parlamento vasco manifiesta su conformidad con los principios de "universalidad, equidad y calidad del sistema público de salud" y rechaza el Decreto 16/2012 aprobado por el Gobierno central al considerar que "agrava la economía de las personas pensionistas y dificulta el acceso a la adherencia a tratamientos farmacológicos" y le insta a la suspensión del decreto.

Mientras se pongan en marcha las medidas destinadas a "derogar definitivamente los nuevos copagos establecidos en el RD 16/2012", el Parlamento pide al Departamento de Salud que siga facilitando el acceso a las ayudas para la adherencia al tratamiento y revise las medidas para garantizar la adherencia al tratamiento, con el objetivo de garantizar que "ninguna persona prescinda del tratamiento farmacológico establecido por los profesionales de Osakidetza por motivos económicos".

En este sentido, pide al Departamento liderado por Jon Darpón que modifique el Decreto 447/2013 del Gobierno vasco para dar acceso a las ayudas para la adherencia al tratamiento, e incluya a todas las personas desempleadas, así como a las perceptoras de RGI que vivan en Álava, Bizkaia y Gipuzkoa.

El Decreto nacional excluye del pago a los perceptores de RGI y a los desempleados con derecho a subsidio, por lo que la iniciativa del Parlamento vasco incluye de esta manera a los desempleados sin prestación en el decreto de compensación del Gobierno vasco.

EL DEBATE

Durante el debate, la parlamentaria de EH Bildu Eva Blanco ha criticado que el Gobierno central hable de la sostenibilidad del sistema para justificar el decreto cuando "pone en la diana a las personas más débiles y vulnerables, poniendo el poder adquisitivo por encima de la atención sanitaria". Además, ha señalado que con este acuerdo se intenta dar cobertura a "más personas" para que no tengan que abandonar un tratamiento médico por motivos económicos.

El parlamentario de Elkarrekin Podemos Juan Luis Uria, por su parte, ha afirmado que el Decreto aprobado por el gobierno del PP "fue un disparo a los sectores más frágiles, enfermos y vulnerables de nuestra sociedad" y ha expresado sus "dudas" sobre que todas las personas que necesitan la ayuda estén en el reintegro de gastos que prevé el Gobierno vasco. "El Gobierno vasco tiene que hacer un esfuerzo para mantener la neutralización de estos efectos perversos y plantear activamente la anulación del real decreto ley", ha indicado.

La parlamentaria del PNV Gotzone Sagardui ha agradecido la voluntad de acuerdo del resto de grupos con esta iniciativa y ha recordado el rechazo del Gobierno vasco al decreto del Gobierno central, así como la medida puesta en marcha por Osakidetza para que los pacientes "cumplan con su tratamientos". "En Euskadi nadie ha tenido que abandonar su tratamiento médico por no poder pagar la medicación", ha asegurado.

Asimismo, ha defendido el decreto 447/2013 del Gobierno vasco para dar acceso a las ayudas para la adherencia al tratamiento afirmando que "no se puede decir que este sistema ha fracasado" porque las ayudas llegan "a todas las personas que las solicitan", ya que "es la forma para que esta medida no pueda ser recurrida por el Gobierno central". "La receta electrónica permitiría el no pago pero estaríamos abriendo la vía del recurso y suspensión inmediata de la medida por parte del TC", ha advertido.

La parlamentaria del PSE Natalia Rojo ha destacado el "amplio acuerdo" de la iniciativa aprobada y ha expresado su alegría por el acuerdo acordado por cuatro de los cinco grupos parlamentarios. Además, ha recordado que el decreto "alternativo" fue aprobado por el Gobierno vasco del socialista Patxi López y ha reconocido que el sistema es "imperfecto", para señalar a continuación que "se han mejorado cosas y seguramente se pueden seguir mejorando".

La parlamentaria del PP Laura Garrido ha defendido que las medidas del decreto aprobado por el Gobierno de Rajoy están dirigidas a "garantizar el sistema nacional de salud y su viabilidad". En este sentido, ha recordado que desde el año 1969 existe copago farmacéutico en España y ha señalado que en España no existe copago en la asistencia sanitaria, "a diferencia de los países vecinos".

Por ello, ha defendido que las medidas del Gobierno del PP están destinadas a "garantizar la consolidación del Estado Bienestar" y ha recordado que los nuevos criterios del copago hacen que el sistema sea "más justo, equitativo y sostenible" y ha puesto como ejemplo que, entre otros, benefician a los desempleados sin subsidio que antes pagan el 40% y ahora nada.