Publicado 14/06/2020 16:43:19 +02:00CET

Puig dice que se "encapsularán" los rebrotes con detección precoz y no habrá "capacidad legal" de cerrarse a otras CCAA

Puig
Puig - ANA AVELLANA/GVA

VALENCIA, 14 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ha explicado este domingo que la Comunitat Valenciana no tendrá "capacidad legal" para cerrarse a la llegada de turistas de comunidades autónomas en las que se detecten rebrotes de coronavirus, sino que estos se "encapsularán" mediante la detección precoz y el rastreo de contactos.

Así lo ha explicado, a preguntas de los medios, tras participar en la reunión del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, con los presidentes y las presidentas de las comunidades autónomas para tratar la crisis del coronavirus.

Interpelado sobre la futura llegada de visitantes de otros países y comunidades autónomas y, en concreto, por la postura del gobierno de Galicia que ha pedido "poder regular la movilidad" tras el 21 de junio y pactar "fórmulas" sobre los viajes entre regiones con situación epidemilógica distinta, Puig ha recordado que la próxima semana acaba el estado de alarma y con el se levantan las restricciones a la normalidad.

En este nuevo escenario, ha indicado el 'president', se debe "actuar con la máxima prudencia" y el "factor de responsabilidad es básico" porque "en todo el espacio español se podrá circular con absoluta normalidad", aunque "se puede plantear en un momento determinado hacer uso de la ley general de sanidad" para "algún tipo de medida concreta de confinamiento concreto". Puig ha aseverado que "si hay libertad de movimientos es una libertad incontrolable" pero ha insistido en que "una sociedad sin riesgos no existe".

Ha apuntado que "la Comunitat Valenciana no tiene capacidad legal de cerrar las fronteras" y que el "el único mecanismo que existía de restricción de movilidad es el estado de alarma", si bien ha matizado que existe la posibilidad de "en determinados momentos" decretar "un confinamiento puntual en algún lugar".

"Las comunidades autónomas no tenemos capacidad de restringir la circulación, el itinerario es la detección rápida", ha insistido, antes de señalar que los rebrotes se atenderán en sus límites territoriales.

En esta línea, ha insistido en que "se trata fundamentalmente de la detección precoz" y ha hecho también hincapié en el rastreo de contactos de los contagiados, a los que se debe hacer pruebas PCR. En este sentido, ha asegurado que se reforzará la asistencia sanitaria en las zonas de mayor afluencia de turistas, una medida que se lleva a cabo "todos los años" pero "este año más".

Así, ha subrayado que la previsión es que cuando haya un caso se pueda detectar "de manera precoz" y "hacer toda la red de contactos que puedan encapsular el problema" y que ese es el "elemento fundamental".

CLASIFICACIÓN DE LAS PLAYAS POR EL RIESGO

Se ha referido además a que el Pleno del Consell aprobó el viernes el decreto que regula las normas de seguridad y coordinación de emergencias para las playas de la Comunitat Valenciana, que crea el Catálogo Especial de Playas de la Comunitat Valenciana que clasificará estos espacios por riesgo y grado de protección. Ha destacado que los ayuntamientos, en colaboración con la administración autonómica, pueden hacer planes de contingencia y que se deberá hacer "un esfuerzo de corresponsabilidad" para trasladar las "buenas prácticas" a otros municipios.

En cuanto a los turistas internacionales y el anuncio de que levantarán los controles de las fronteras de la Unión Europea a partir del 21 de junio, ha celebrado que "eso avanzará la reactivación del turismo valenciano". Sobre si en concreto se contemplan medidas como las establecidas en Bareales, Puig ha señalado que la isla tiene "un factor diferencial favorable" para hacer un seguimiento de los extranjeros que llegan, ya que no se puede acceder por vía terrestre.

Puig ha indicado que las medidas en el plano aeroportuario "se van a plantear de forma común" junto al resto de España. En este punto, ha destacado la colaboración con Cruz Roja para reforzar medidas de control en el aeropuerto de Alicante, como controles de temperatura.

Ha defendido que se debe avanzar en un protocolo europeo sanitario con medidas "básicas de control" que proporcionen la "máxima seguridad posible".

Contador