La proximidad a instalaciones nucleares no aumenta el cáncer

Actualizado 31/05/2010 15:05:25 CET

MADRID, 31 May. (EUROPA PRESS) -

Un estudio global epidemiológico presentado este lunes por el Instituto de Salud Carlos III y el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) no ha encontrado "relevancia ni riesgo" entre los casos de cáncer y la cercanía a instalaciones nucleares, según ha asegurado el director técnico de Protección Radiológica del CSN, Juan Carlos Lentijo.

La investigación, realizada durante cuatro años, ha analizado 982 municipios y estudiado las posibles consecuencias desde 1975 hasta 2003, con la conclusión de que "no se han detectado resultados consistentes que muestren un efecto de incremento de la mortalidad por distintos tipos de cáncer" (se han analizado un total de 17).

Tampoco se han detectado excesos de mortalidad por cáncer "estadísticamente significativos" debidos a la radiación natural en estos municipios. Igualmente, el trabajo concluye que las dosis estimadas acumuladas recibidas por la población de las áreas del estudio, como consecuencia del funcionamiento de las instalaciones, "son muy reducidas y están muy por debajo de las que, con los conocimientos científicos actuales podrían relacionarse con efectos en la salud de las personas".

No obstante, la investigación señala que, aunque con niveles "muy por debajo de los límites máximos permitidos para el público", las zonas con mayor exposición a la radiación son aquellas donde están las instalaciones más antiguas, entre ellas, las centrales nucleares de José Cabrera (Guadalajara), Garoña (Burgos) y Vandellós I (Tarragona) o la fábrica de Uranio de Andújar (Jaén). "Este estudio debe contribuir a la tranquilidad y la paz social debido a su gran alcance", ha añadido Lentijo.