Publicado 11/03/2020 12:46:23CET

La propuesta del PP frente a la eutanasia del PSOE: aliviar el dolor aunque se acorte la vida

El diputado del Partido Popular en el Congreso José Ignacio Echániz, durante una intervención en el Congreso
El diputado del Partido Popular en el Congreso José Ignacio Echániz, durante una intervención en el Congreso - Ricardo Rubio - Europa Press

Da prioridad a la voluntad del paciente y garantiza su información y acompañamiento, entre otros derechos

MADRID, 11 Mar. (EUROPA PRESS) -

El PP ha registrado en el Congreso su texto alternativo a la ley de eutanasia del PSOE, en el que propone regular los cuidados paliativos dignificando el proceso final de la vida del paciente. Para el PP, en estos casos, la asistencia sanitaria "más adecuada para velar por el bienestar" del paciente y "la más humana", es la de mitigar su dolor, "incluso cuando aquello pueda acortar o incluso poner en peligro inminente su vida".

El texto 'popular', al que ha tenido acceso Europa Press, explica que tiene dos objetivos concretos: dar respuesta legal a los dilemas de administraciones y el personal sanitario en el caso de las personas que se encuentran en el proceso final de su vida; y regular de manera expresa los derechos de los pacientes en estas circunstancias y las garantías que han de proporcionar la administración y los sanitarios.

Los de Pablo Casado consideran que los pacientes que se enfrentan a esta situación son aquellos cuyo final es "próximo e irreversible", así como "eventualmente doloroso y potencialmente lesivo para la dignidad" que quien lo padece.

Los derechos y la voluntad de estos pacientes son prioritarios en la ley del PP, según explica la formación en el texto registrado. Entre sus derechos, la ley incluye los cuidados paliativos integrales, el tratamiento del dolor, previendo específicamente el derecho a la sedación paliativa, el derecho a recibir estos cuidados en el domicilio o en otro lugar que designe el paciente, al acompañamiento de sus familiares o allegados y el auxilio religioso que deseen, entre otros.

Por su parte, los sanitarios, tienen como obligación garantizar el derecho del paciente a estar plenamente informado, así como adecuar el esfuerzo terapéutico a la situación del paciente.

ACOMPAÑAMIENTO FAMILIAR, AUXILIO RELIGIOSO Y HABITACIÓN INDIVIDUAL

El proceso, según el PP, debe comenzar por valorar la capacidad del paciente de decidir por sí mismo. Después, el sanitario deberá ofrecerle aquellas intervenciones sanitarias necesarias para garantizar su adecuado cuidado y bienestar, respetando el consentimiento informado del paciente.

"En situación de sedación y agonía, se suspenderán los tratamientos o medidas de soporte que no sean precisos para mantener el control de los síntomas, al fin de lo alargar innecesariamente el sufrimiento", recoge el PP.

En cuanto a los centros, los 'populares' recogen que se facilitará a las personas en el proceso final de su vida el acompañamiento de su entorno familiar, se les deberá proporcionar el auxilio religioso conforme a sus convicciones, y se facilitará la participación del voluntariado adscrito a ONG en el acompañamiento de paciente y familiares.

Además, aquellos que no soliciten la aplicación de estos cuidados en su domicilio, o en el que caso de que tengan que ser hospitalizados por su situación médica, la ley obliga a que estos pacientes sean atendidos en una habitación individual, "con el nivel de atención, cuidado e intimidad que requiere su estado de salud".

MEDIACIÓN DEL COMITÉ DE ÉTICA ASISTENCIAL

Cuando existan discrepancias entre profesionales médicos y paciente, que no se puedan solucionar con un acuerdo entre las partes, las instituciones sanitarias "solicitarán asesoramiento al Comité de Ética Asistencial correspondiente", que "podrá proponer alternativas o soluciones éticas" a las "decisiones médicas controvertidas".

El PP ya anunció que su alternativa a la ley del PSOE para legalizar la eutanasia sería una regulación de los cuidados paliativos. Ya lo hicieron también en 2018, cuando los socialistas registraron por primera vez esta norma, que comenzó su tramite en la Cámara baja y decayó en marzo de 2019 por la convocatoria de elecciones de abril.

La postura del PP sobre la eutanasia la explicó su portavoz parlamentario en materia de Sanidad, José Ignacio Echániz, señalando que no existe debate social sobre su práctica y que organismos como la ONU, la Organización Mundial de la Salud (OMS) o los colegios de médicos "no están" por legalizarla.

Echániz aseguró que el PSOE ha redactado esta ley basándose en "dos casos mediáticos" y le acusó de querer "ahorrar" con esta medida, en tratamientos médicos y en pensiones. "Nosotros preferimos eliminar el dolor y no a la persona", explicó el diputados, para indicar que el objetivo del PP es "extender de forma universal" el acceso de los pacientes tratamientos paliativos.

Sólo PP y Vox votaron en contra de la tramitación del PSOE, el pasado mes de febrero. Esta ley permitiría incluir la eutanasia en el Sistema Nacional de Salud y aporta garantías legislativas tanto para los pacientes que la soliciten como para los sanitarios que la practiquen.

Contador

Para leer más