Actualizado 31/03/2011 15:54 CET

Profesionales sanitarios confían en la figura del mediador social para reducir las agresiones en centros sanitarios

El presidente de ANSICH, Pedro Gómez (d), el presidente de la SEMG, Benjamín Aba
EUROPA PRESS

MADRID, 31 Mar. (EUROPA PRESS) -

Profesionales de la sanidad española están dispuestos a instaurar la figura del mediador social, una persona con formación específica en la prevención y disuasión ante agresiones que mediaría en la solución de conflictos entre pacientes y profesionales dentro de centros hospitalarios y ambulatorios.

Este papel podría ser desempeñado por personal interno o externo, ya que habría sido instruido anteriormente con la formación adecuada para el puesto. "Se trata de una figura importante que se debe potenciar, puesto que su coste no es significativo y le traslada al profesional un mensaje de tranquilidad", ha explicado el presidente de la Asociación Nacional para la Seguridad Integral en Centros Hospitalarios (ANSICH), Pedro Gómez.

Esta es una de las recomendaciones que se muestran en el 'Manual de prevención ante agresiones al personal sanitario', elaborado por este experto, donde se recogen diversas medidas para reducir las posibilidades de agresión dentro de los centros sanitarios españoles. "Se ha perdido el respeto al médico y queremos ayudar apostando por ciertas estrategias", ha apuntado.

Así, la figura del mediador social, que ha tenido una experiencia piloto de dos años en un centro hospitalario español con una alta afluencia de personas cada día, se ha saldado con un balance de "cero agresiones" durante este periodo. "Su tarea específica es evitar agresiones aunque también son un punto de información para los pacientes por su formación previa", ha detallado Gómez.

La guía, que cuenta con el apoyo de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG) y con el patrocinio de Lilly, que hará llegar este manual a 50.000 profesionales de la salud, trata de convertirse en un manual de uso "consultivo" que cuenta con medidas consensuadas por expertos en seguridad y con la visión de sanitarios agredidos.

'HOJA DE RUTA'

Por otro lado, más de medio centenar de profesionales sanitarios se reunieron recientemente en Madrid para crear una 'hoja de ruta' que contiene nueve medidas cuyo propósito es que se lleven a cabo tanto en centros hospitalarios como a nivel legislativo.

En concreto, abogan por establecer programas de formación continuada en materia de seguridad integral y prevención; alcanzar acuerdos con los Cuerpos de Seguridad del Estados en materia de prevención; gestionar la seguridad interna de los centros a través de un departamento de Seguridad y tipificar las agresiones a los profesionales de la sanidad como delito a un agente de la autoridad en aplicación del artículo 550 del Código Penal, entre otros.

En este sentido, Gómez ha señalado que, aunque esta norma no está creada, una forma de conseguir que se aplique es coordinar con los colegios profesionales, como indica otra de las medidas de la 'hoja de ruta', los protocolos de actuación que garanticen la asistencia letrada desde el inicio de la actuación judicial. "Hay que solicitar que se aplique el artículo 550 porque los hechos repetitivos pueden convertir una petición en ley", ha indicado el presidente de la ANSICH.

Finalmente, el presidente de la SEMG, Benjamín Abarca, ha afirmado que lo importante es la prevención porque "es muy desagradable" y "las agresiones ocurren con mucha frecuencia", al tiempo que ha señalado que este manual pretende abordar las causas por las que se producen las agresiones y busca servir de ayuda a aquellos profesionales que se encuentran en esta situación.