Profesionales denuncian que más de 77.500 personas no tuvieron acceso a cuidados paliativos en 2017

Médico, paciente, paliativos
GETTY - Archivo
Publicado 24/04/2019 12:50:16CET

MADRID, 24 Abr. (EUROPA PRESS) -

Durante 2017, en España 318.442 precisaron cuidados paliativos, y, de esta cifra, 129.500 requerían cuidados especializados, sin embargo, "siendo optimistas", solo tuvieron acceso 51.800 personas, afirman desde la Sociedad Española de Cuidados Paliativos (SECPAL) y la Asociación Española de Enfermería en Cuidados Paliativos (AECPAL), que denuncian con "preocupación" el aumento de personas que siguen sin recibir estos cuidados.

"Entendemos que la lucha política debe dirigirse a ofrecer una asistencia de calidad a los enfermos en el final de la vida con recursos suficientes, un presupuesto adecuado y profesionales formados", demandan, al tiempo que recuerdan que, en los últimos años, se ha asistido a la aprobación de distintas leyes en diversas comunidades autónomas.

A nivel nacional, se estaba elaborando una ley para la atención a personas en procesos de final de vida. "No sabemos si dicha ley contempla un presupuesto para la creación de recursos, ni acreditación para médicos, enfermeras, psicólogos y trabajadores sociales. Tampoco si está previsto dar apoyo a las familias", señalan.

Actualmente, recuerdan, las ayudas previstas en la Ley de Dependencia no llegan con la celeridad necesaria. "Tampoco se contemplan permisos remunerados (existentes en otros países de nuestro entorno) para cuidar y permanecer junto a los seres queridos que están al final de su vida. Todo esto lo hemos exigido de forma reiterada", añaden.

Denuncian que en los últimos años se han sustituido profesionales "perfectamente formados e implicados por otros sin formación", sin contar con las familias. Pese a denunciarlo en numerosas ocasiones, ambas sociedades lamentan que los responsables de estas decisiones afirmen su "sensibilidad" con este asunto si embargo no hayan hecho nada para resolver esta situación.

Desde SECPAL y AECPAL inciden en la necesidad de que se creen los recursos necesarios para que esas 77.698 personas y sus familias que precisan atención al final de la vida tengan los cuidados que necesitan, "los que se merecen y a los que tienen derecho para vivir ese proceso de final de vida con dignidad". Por ello, reclaman una ley nacional que "garantice la equidad y la atención a esas personas, indistintamente de donde vivan".

"Que contemple un presupuesto económico para la creación de recursos. Que acredite a los profesionales para que sean los más preparados quienes cuiden de los casos más difíciles. Que lo hagan de forma precoz, no solo en los últimos días o semanas. Que facilite a las familias el cuidado de sus seres queridos", reiteran.

En su opinión, concluyen, "es hora de demostrar verdadera sensibilidad hacia esas personas que, año tras año, se siguen olvidando para que realmente puedan recibir una atención de calidad y con calidez al final de sus vidas. Está en su mano".

Contador