El primer fármaco basado en cannabinoides se comercializará en España en 2010

Actualizado 30/11/2009 15:09:35 CET
- EP

SANTANDER, 30 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Sociedad Española de Investigación sobre Cannabinoides (SEIC) apuesta por investigar y experimentar para desarrollar nuevos medicamentos basados en cannabinoides, sustancias que tienen algunos efectos semejantes al THC (principal sustancia activa del cannabis o la marihuana), algunas de las cuales las produce incluso el propio cuerpo humano (endocannabinoides).

En 2010 se aprobará en España un medicamento con efectos terapéuticos similares a los del cannabis, según anunciaron el director del Grupo de Investigación sobre Receptores de Neurotransmisores de la Universidad de Cantabria, Ángel Pazos, y el investigador de la Universidad Complutense y presidente de la SEIC, Javier Fernández, durante la X Reunión Anual de esta sociedad que se ha celebrado en Santander.

Según Fernández, la investigación sobre cannabinoides es "casi neonata", ya que comenzó en los noventa y actualmente el abanico de posibilidades está por descubrir. Los medicamentos basados en cannabinoides podrían aplicarse en el tratamiento de numerosas patologías, como las neurodegenerativas, actualmente "huérfanas" en cuanto a medicamentos, señaló, o, en el caso del cáncer, para combatir efectos secundarios de la quimioterapia, como las nauseas.

En Cantabria la investigación en este ámbito gira en torno a la relación entre los cannabinoides naturales producidos por el cuerpo humano y la depresión. Según su principal responsable, Ángel Pazos, también director del Instituto de Investigación en Biomedicina y Biotecnología de Cantabria, el objetivo de las investigaciones, que se encuentran aún en la fase básica de laboratorio, es saber si estas sustancias pueden utilizarse para crear nuevos medicamentos, aunque "aún estamos lejos de poder hacer pruebas clínicas".

El Grupo de Investigación sobre Receptores de Neurotransmisores de la Universidad de Cantabria ha comprobado que el sistema cannabinoide natural de los pacientes con depresión está alterado y trabaja sobre esa base.