Publicado 28/09/2021 14:26CET

Los preventivistas y los geriatras firman un acuerdo de colaboración a favor de un envejecimiento saludable

El presidente de la Sociedad Española de Medicina Preventiva, Salud Pública y Gestión Sanitaria (SEMPSPGS), Rafael Ortí Lucas, y el presidente de la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG), José Augusto García Navarro, firman el acuerdo
El presidente de la Sociedad Española de Medicina Preventiva, Salud Pública y Gestión Sanitaria (SEMPSPGS), Rafael Ortí Lucas, y el presidente de la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG), José Augusto García Navarro, firman el acuerdo - SEMPSPGS Y SEGG

MADRID, 28 Sep. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Sociedad Española de Medicina Preventiva, Salud Pública y Gestión Sanitaria (SEMPSPGS), Rafael Ortí Lucas, y el presidente de la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG), José Augusto García Navarro, han firmado un acuerdo de colaboración con el fin de desarrollar conjuntamente temas relativos al ámbito de la medicina preventiva, la salud pública, la geriatría y la gerontología, y a favor del envejecimiento saludable.

Ambas sociedades científicas entienden que su colaboración se presenta como estratégica para el desarrollo de programas de liderazgo y formación en medicina preventiva y envejecimiento dirigidos tanto a profesionales sanitarios como a la población en general.

Otro eje estratégico de esta colaboración es avanzar en el desarrollo de programas para mayores y políticas con medidas preventivas concretas que favorezcan el envejecimiento saludable para evitar, en la medida de lo posible, la dependencia.

Así, ambas sociedades científicas advierten de la necesidad de establecer estrategias que ayuden a envejecer mejor, de forma activa, saludable, e integrados en la comunidad; e insisten en que ello requiere también cambiar la visión negativa sobre el envejecimiento, empezando por revertir la idea de que el envejecimiento es un problema, ya que realmente se trata de un desafío y un éxito de la humanidad.

Ello implica cambios en el propio sistema sanitario, más centrado en el tratamiento de enfermedades que en la prevención, tal y como ponen de manifiesto ambas organizaciones. Según la OCDE, el 80 por ciento del gasto sanitario se dedica a enfermedades crónicas, "dato que evidencia la necesidad de apostar por una estrategia más innovadora y orientada a la prevención", concluyen.

Contador